UGT denuncia que la policía local usa munición caducada en 2012 y carece de chalecos antibala

municiones de la policía de Barakaldo
Chalecos antibala
La sección sindical de UGT en el Ayuntamiento de Barakaldo ha denunciado que la Policía Municipal trabaja con munición que está caducada desde hace seis años, desde 2012, y además los agentes no disponen de suficientes chalecos antibala, que tampoco reúnen las condiciones higienicosanitarias porque no se han limpiado desde hace tres años. Esta situación se ve además agravada por otros problemas. "El armero donde los agentes deben guardar tanto la munición como sus armas reglamentarias carece de elementos de control y estabilización de humedad y temperatura. Además en numerosas ocasiones ha sufrido inundaciones debido a filtraciones de agua del tejado, por lo que las condiciones en las que se almacenan y guardan estas municiones se alejan mucho de ser las ideales de almacenamiento". Ante estos hechos, el sindicato socialista exige al equipo de Gobierno local (PNV) una solución.

Archivo |
> 04/04/2018. Se publica en el BOE el nuevo fracaso en el intento de alquilar cuatro coches para la policía
> 16/08/2017. La policía local espera desde hace medio año la incorporación de cuatro coches patrulla
> 15/08/2017. Uno de los coches patrulla de la policía local no consigue pasar la inspección técnica de vehículos
> 09/07/2017. UGT denuncia que tres de los cinco coches de la Policía Municipal no pasan la ITV
> 05/06/2017. LAB alerta de que "nunca" la policía local ha tenido una flota de coches "tan lamentable"
> 10/05/2017. El PNV niega las carencias denunciadas sobre la policía y sostiene que ha reforzado el cuerpo
> 09/05/2017. Situación "crítica" en la policía local: sin coches, sin equipos y con un baño atascado medio año
> 15/05/2015. Elecciones | El PNV propone que la policía tenga motos, unidad de violencia de género y secreta





Nota de prensa de UGT
La Policía Local de Barakaldo patrulla con munición caducada
Agentes de la Policía Local de Barakaldo patrullan las calles con la munición de sus armas reglamentarías caducada desde el año 2012

Desde UGT queremos denunciar que la munición oficial que portan l@s agentes en sus armas reglamentarias fue fabricada en el año 2007 y el propio fabricante estableció una fecha de caducidad para octubre del año 2012. Actualmente y cuando ya han pasado casi seis años desde que se superó la fecha de caducidad y once años desde que la munición fue fabricada, l@s agentes siguen patrullando con esta munición en sus armas reglamentarias.
Contrario a lo que muchos creen, la munición para las armas de fuego tiene una vida útil. Es una realidad que los cartuchos y todos los proyectiles modernos en general están diseñados y fabricados para durar mucho tiempo, pero eso no significa que no tenga algún tipo de degradación que pueda volverla inerte o en algunos casos hasta peligrosa para ser manipulada.

Al igual que con la degradación del plomo, los fulminantes sufren enormemente cuando se exponen a humedad y variaciones de temperatura extrema.

Desde UGT hemos consultado con el fabricante de la munición empleada en la Policía local de Barakaldo sobre la utilización de munición caducada desde octubre del 2012 y si existe algún tipo de inconveniente, siendo su respuesta que recomienda no utilizar esa munición.

Adjuntamos copia de la información remitida por el fabricante de la munición: " The item that determines the expiration date is the gunpowder stabilizer, which when is expired can present a very unstable conduct and unexpected pressure variation.This scenario can be even more dangerous in case the ammunition was not storage in an appropriated conditions, such as temperature level, humidady, heat and radiation exposition, etc.);Therefore, CBC recomends the discard of the ammunition mentioned.”

Cabe indicar que en la información del fabricante hace referencia a las condiciones de almacenamiento de la munición. El armero donde l@s agentes deben guardar tanto la munición como sus armas reglamentarias, carece de elementos de control y estabilización de humedad y temperatura. Además en numerosas ocasiones ha sufrido inundaciones debido a filtraciones de agua del tejado, por lo que las condiciones en las que se almacenan y guardan estas municiones se alejan mucho de ser las ideales de almacenamiento.Por todo lo expuesto desde UGT solicitamos que se proceda de manera inmediata a la retirada de la munición caducada y se entregue a l@s agentes munición en óptimas condiciones. Así mismo solicitamos que se instale en las dependencias del armero los elementos necesarios para garantizar la temperatura y humedad adecuadas para el almacenamiento tanto de las armas como de la munición en las condiciones óptimas.


----


¿Salen l@s Policías Locales de Barakaldo a patrullar desprotegidos?

¿Salen l@s Policías Locales de Barakaldo desprotegidos a patrullar?¿Son suficientes veinte chalecos de protección para l@s Policías Locales que pueden estar trabajando en un mismo turno?¿Hay tallas suficientes para tod@s o se está forzando a agentes de Policía a salir desprotegidos?¿Tod@s los agentes tienen para su utilización las fundas personales de dotación?¿En qué condiciones higiénicosanitarias se encuentran estos chalecos si no se han limpiado desde que se adquirieron en el año 2015?

En el año 2015 se aprobó el pliego para la adquisición de veinticuatro (24) chalecos antibalas para la Policía Local de Barakaldo. En las dependencias policiales, para la utilización de l@s agentes de policía, hay a su disposición 13 chalecos masculinos y 7 chalecos femeninos. Desconocemos donde se encuentran los cuatros chalecos que faltan del pliego original que hablaba de 24 chalecos antibala.

Estos chalecos están distribuidos por sexo y por tallas según la siguiente relación:


·      Masculinos 13 chalecos


o   S         2


o   M        4


o   L         4


o   XL      2


o   XXL    1


·      Femeninos 7 chalecos


o   P         3


o   M        2


o   L         2

Los chalecos están formados por unas placas de protección balísticas que l@s agentes deben colocar en unas fundas de tela personales para su utilización.

Los chalecos están almacenados en el interior de un armario sin ventilación, apilados uno encima de otro y dentro de la bolsa de transporte por lo que no existe la posibilidad de ventilación entre los chalecos, como se puede apreciar en la imagen.

Tras haber sido utilizado por l@s agentes éstos deben retirar las placas de su funda personal y colocar nuevamente estas placas en el interior de la bolsa de transporte para su almacenaje en el interior del armario y colocar una bolsa de transporte sobre otra bolsa.

Con la utilización de los chalecos, en numerosas ocasiones, las placas interiores se encuentran húmedas por la transpiración, ya que lo único que separa la placa balística del cuerpo del agente son dos telas, la camiseta del uniforme y la propia tela de la funda del chaleco.

En ningún momento se realiza un almacenaje de manera diferente a la indicada, aunque los elementos de protección balísticos se encuentren húmedos.

En ningún momento se realiza ninguna limpieza ni desinfección de los elementos de protección balísticos.

Los agentes deben utilizar la misma placa balística que ha utilizado el agente del turno anterior aunque ésta se encuentre húmeda por la transpiración.

El propio fabricante de las prendas entrega unas instrucciones de cuidado de todos los elementos y hace un especial hincapié en indicar en el punto sexto “SOLAMENTE UNA VEZ SECOS, PUEDE COLOCAR LOS PANELES BALÍSTICOS EN LA FUNDA, Y CON EL TEXTO INDICATIVO DE ATAQUE HACIA EL EXTERIOR”, añadiendo, además, que “NO GUARDE EL CHALECO SI ESTÁ HÚMEDO”.

El fabricante, en su página web, indica que hay que tener un especial cuidado en que “no le debe entrar humedad alguna ya que esta puede favorecer la penetración de la bala”.

Atendiendo a las instrucciones del fabricante entendemos que se podría estar almacenando de manera inadecuada estos elementos de protección lo que pudiera no garantizar su operatividad. Además, al tener que realizar una utilización colectiva, en numerosas ocasiones un agente podría estar utilizando una placa que estuviera húmeda y que, por consiguiente y según el fabricante de las prendas puede favorecer la penetración de la bala.

Respecto del número de prendas disponibles, desde UGT consideramos que es un número de chalecos inadecuado para l@s agentes que trabajan en la Policía Local de Barakaldo. Con el número de placas que hay disponible se está obligando a los agentes a no poder utilizar elementos de protección.

En un turno de trabajo podemos encontrarnos trabajando a unos 35 agentes de servicio de los que sin duda alguna hay más que utilicen cuatro tallas M o cuatro tallas L, por lo que el quinto agente que necesitase la talla M o L ya no dispondría de placas de protección válidas para sus dimensiones.

Es innegable que os encontramos en una ciudad en la que se producen con cierta habitualidad agresiones con armas blancas.

Además, nos encontramos en Nivel 4 de alerta antiterrorista.

Para UGT es inadmisible esta situación por lo que solicitamos a la alcaldía que realice las gestiones necesarias para la adquisición de un chaleco individual para cada agente, de manera que se garantice la protección a todos y cada uno de l@s policías.

Además, solicitamos que solucione de manera urgente que a los agentes interinos de nueva incorporación ni siquiera se les ha entregado la funda exterior personal para poder utilizar las placas balísticas. Por lo que directamente se les está negando la utilización de este elemento de protección.

Por todo lo expuesto anteriormente solicitamos al Servicio de Salud y Prevención del Ayuntamiento de Barakaldo que realice un estudio del número de chalecos existente y su relación con la talla de l@s agentes de los diferentes turnos y unidades para asegurar que cada uno de los agentes puede disponer de unas placas de protección adecuadas a su talla para poder utilizar en las fundas de dotación en todos los turnos de trabajo.

Así mismo, solicitamos a este departamento que realice una verificación del sistema de almacenaje de los mencionados chalecos y si éste es el adecuado según las instrucciones del fabricante. Si del estudio se dedujese que la forma no ha sido la adecuada, solicitamos una evaluación individual por parte del fabricante de cada chaleco por si hubieran perdido las cualidades para las que fueron fabricados. También le solicitamos que realice una comprobación del estado higiénico-sanitario de las placas balísticas ya que desde al año 2015 que se adquirieron no se ha realizado ninguna limpieza. Así mismo solicitamos si fuera necesario, el establecimiento de un protocolo de limpieza y desinfección con la finalidad de garantizar la salubridad de estos elementos.

Desde UGT solicitamos a la Alcaldía que, de manera urgente, realice las gestiones oportunas para adquirir un chaleco de protección individual para cada agente de policía, no se trata de una cuestión económica sino de voluntad.
UGT denuncia que la policía local usa munición caducada en 2012 y carece de chalecos antibala UGT denuncia que la policía local usa munición caducada en 2012 y carece de chalecos antibala Reviewed by Barakaldo Digital on 9.4.18 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.