Balonmano | Cuatro jugadoras del Zuazo se plantean acudir a los tribunales para poder cambiar de club



por Adela Estévez Campos

La negativa del Club Balonmano Zuazo a permitir la marcha gratis de cuatro jugadoras a otro equipo de la misma categoría acabará, previsiblemente, en los juzgados. Así lo ha adelantado a BarakaldoDigital el padre de una de ellas, Pedro Pérez Alejos. El conflicto estalló públicamente en septiembre, cuando las afectadas publicaron una carta que denunciaba la situación. Lejos de resolverse, el caso se ha enquistado. Las jóvenes hablan de "sufrimiento", el Zuazo reivindica su derecho a percibir entre 4.000 y los 6.000 euros en concepto de "derechos de formación" por cada jugadora si se marchan, y la Federación Vasca de Balonmano se remite al reglamento que prevé la compensación económica. El Kukullaga, de Etxebarri, ha advertido de que no puede pagar para fichar a las jóvenes.

A principios de septiembre de este año apareció en distintos medios de comunicación una carta firmada por cuatro chicas de 16 años, jugadoras del CB Zuazo, en la que denunciaban que el club les reclamaba, a cambio del permiso para jugar en otro equipo, cantidades que oscilaban entre los 4.000 y los 6.000 euros en concepto de derechos de formación.

Días después, la entidad respondía en su página oficial con otra carta que fue reproducida íntegramente en distintas publicaciones, negando que se impidiera a las jugadoras abandonar la agrupación y reivindicando su derecho, establecido en el reglamento de partidos y competiciones de la Federación Vasca de Balonmano, a recibir, en el caso de que ficharan por otro equipo, una compensación por parte de éste en concepto de derechos de formación. Desde entonces la situación se ha enquistado sin que parezca haber posibilidad de acuerdo entre las partes enfrentadas.


Sufrimiento. Pérez Alejos, padre de Lucía, una de las cuatro jugadoras afectadas, pone de manifiesto el absurdo de que jóvenes de 16 años no profesionales tengan que desembolsar unas cantidades tan desorbitadas para poder seguir practicando su deporte favorito. Recrimina al Zuazo que intente recuperar unos gastos con los que, en su mayoría, corrían los padres de las jugadoras, que se ocupaban de llevar y traer a las chicas a los partidos y que incluso se veían obligados a sufragar los traslados a campeonatos fuera de la comunidad.

Además, acusa a la entidad de causar un sufrimiento innecesario a las chicas al impedirles jugar, de exigir además que él personalmente pida perdón por haber dañado la imagen de la institución al difundir la carta de las jugadoras y reprocha a la federación y a los patrocinadores del equipo que se laven las manos ante el conflicto que está ya en manos de abogados.

Derechos. Por su parte, el delegado de la entidad, Gorka Santibáñez Herrero, afirma que las jugadoras pueden irse en el momento que lo deseen a cualquier equipo de España excepto a los que juegan en la misma categoría que el Zuazo y que en caso de irse a alguno de estos "por supuesto, ellas no tienen que pagar ninguna cantidad" sino que son los equipos que las fichen los que deben abonar esos "derechos de formación" que establece el reglamento de la federación.

Santibález señala al respecto que, el propio Club de Balonmano Zuazo acaba de pagar 8.000 euros por los derechos de una jugadora. Niega también que en ningún momento hayan exigido que Pérez Alejos pida perdón por sus actividades contra el equipo y plantea sus dudas sobre las motivaciones que tuvo el Kukullaga (por el que supuestamente iban a fichar las jugadoras) para participar en la trama. En cuanto al disgusto de las chicas, destaca el sufrido por el resto de componentes del equipo, enfrentadas a una nueva temporada con una formación seriamente mermada (más por el hecho de contar con dos jugadoras lesionadas), abandonadas por sus compañeras y amigas.


Reglamento. Desde la secretaría de la Federación Vasca de Balonmano, se remite al artículo 34 del Título V del Reglamento de Partidos y Competiciones de la Federación Vasca de Balonmano, que establece, siempre que se cumplan determinados supuestos (algo que ocurre con todos ellos en este caso): "si en la temporada siguiente a la que finalizara la licencia de la jugadora, ésta suscribe otra con diferente entidad, la de origen tendrá derecho a una compensación económica por su trabajo de formación". El texto subraya que la renuncia a esta compensación debe partir de un acuerdo entre clubes, nunca de una imposición de la federación.


Kukullaga. El directivo del Club Balonmano Kukullaga, Gorka Garcia Tajadura, informa respecto al papel que ha jugado su entidad en el asunto, que fueron las deportistas las que solicitaron un encuentro con ellos ante su falta de acuerdo con la oferta del club de Baracaldo para esta temporada. Desde el inicio, el Kukullaga dejó claro que no podía pagar derechos de formación por ellas y que únicamente harían ficha con su entidad si el Zuazo renunciaba a las cantidades.

El Kukullaga asegura que en lo único en lo que ha colaborado con las cuatro menores ha sido en el envío a los medios de un escrito redactado por las jugadoras en protesta por lo ocurrido y en la busca de un posible equipo para ellas en la presente temporada. Sin embargo, esta opción se ha visto truncada por el temor de los clubes ante la falta de una respuesta clara de las distintas federaciones de balonmano sobre si el Zuazo tiene o no derechos económicos sobre las jugadoras.

Frente a las críticas del Zuazo a la intervención de la directiva del Kukullaga en el caso y a la puesta en duda sobre las motivaciones, la entidad de Etxebarri comenta que posee la suficiente base, además de sus dos equipos senior como para necesitar fichar jugadoras y debilitar a otro club vecino.




Carta de las jugadoras


Somos 4 chicas de 16 años que vivimos en Barakaldo cuyo pecado es que nos gusta el Balonmano y nos entregamos a ello en cuerpo y alma. Después de jugar durante dos años en el Club Balonmano Zuazo en categoría cadete, y con la perspectiva de lo que nos esperaba el año siguiente en juveniles tras ser testigos de una temporada de disputas y malfuncionamiento en el equipo superior, decidimos irnos en busca de otro sitio dónde tener la oportunidad de estar bien atendidas y que tantas horas de dedicación fueran atendidas con la misma seriedad y buen ambiente a  lo que nosotras nos comprometemos.

Tras comunicárselo al Club balonmano Zuazo, exponer nuestras razones y todo con las mejores formas, solicitamos el papeleo correspondiente a lo que no se nos puso problema alguno  despidiéndonos por parte de la directiva con la frase “la que no quiera estar aquí, no tiene porqué estar”, que fue el principio de nuestro calvario.

Nuestra sorpresa  llega cuando al ir a recoger dicho permiso nos comunican que no sólo no nos lo dan (en un momento dado se nos llegó a negar que incluso nos lo habían ofrecido) sino que nos informan que por llevar dos años en el club para poder jugar en otro sitio debíamos abonar unos derechos de formación escandalosos para nuestra edad y nuestra categoría ,y a pesar de las repetidas reuniones, la Directiva del Club Balonmano Zuazo se mostraba inflexible exigiendo cantidades que rondan entre 4.000 y 6.000 euros por cada una, en cuyo caso de no abonar tendremos que pasar un año entero sin poder jugar al deporte que amamos para ser libres de irnos a cualquier otro Club dónde las personas sean tratadas cómo tales y no cómo fuentes de ingresos. De hecho una compañera de un año menos y aún sin tener esas cadenas ha tenido que venir ante la negativa del club a renunciar a sus posibles derechos futuros, ante el miedo a estar en nuestra situación el año que viene.

Igual hemos pecado de ingenuas cómo la gran mayoría de los chavales que tienen ficha y no se dedican a un deporte profesional cómo el fútbol y nadie nos informó nunca de que jugando dos años en un club, nuestras vidas estaban hipotecadas deportivamente hasta los 23 años. Que quedándonos otro año más para ver si la actitud y la organización del club mejoraba (se nos ofreció la oportunidad de quedarnos, pero viendo la falta de palabra y la actitud de la Directiva ¿quién podría confiar de nuevo en ellos?) no arreglábamos nada porque al año siguiente no sólo no podríamos irnos en caso de no estar a gusto sino que tendríamos que pagar más, y así temporada tras temporada.

Lo que más nos sorprende es que el Club balonmano Zuazo vive de las subvenciones del Ayuntamiento de Barakaldo, que también debería velar por nosotras, de la Diputación Foral de Bizkaia a través de Bizkaialde, que presume de velar por el deporte amateur , más aún el de menores, y de empresas patrocinadoras que puede que desconozcan este tipo de prácticas.

A nosotras no nos debería afectar si un club paga miles de Euros para subir de categoría y necesita financiarse para pagarlo, si necesita fichar jugadoras de otros clubes y comunidades autónomas que sí cobran por jugar al máximo nivel, un nivel al que nosotras no aspiramos ni llegar, no somos Messis ni Ronaldos ni mucho menos .No queremos saber de padres que por ser directivos quieren mandar más que el entrenador ni de que una vez “utilizadas” puedan mandarnos a un Club de su conveniencia cómo si fuéramos cromos. Sólo pedimos poder elegir una educación deportiva de calidad dónde queramos.

No comprendemos tanta reticencia a que nos vayamos a otro lado cuando en el Club es práctica normal intentar fichar jugadoras de otros sitios desde más temprana edad, aunque es ahora cuando sabemos que es porque aún no tienen que pagar por ello.¿Siendo eso legal es menos reprobable moralmente? ¿Debemos quedarnos un año sin jugar por un reglamento que la misma Federación Vasca de Balonmano con el respaldo de todos los clubes  ha aprobado  modificar  hace meses pero que por un problema de plazos de aprobación por el Gobierno Vasco entrará en funcionamiento la temporada que viene en vez de esta? Para entonces quizás ya sea tarde y el esfuerzo y sacrificio que de por sí tiene el entrenar, sin poder disfrutarlo en el campo apague nuestra pasión.

Para nosotras no es agradable dejar Zuazo y de competir para un club con quien hemos colaborado siempre que nos lo ha pedido,  ya sea con nuestra presencia o con aportaciones económicas en forma de loterías, rifas, pequeños patrocinios y cuotas anuales.

Tampoco es cómodo tener que desplazarnos a otro sitio fuera de nuestro municipio, pero nuestras ganas de mejorar cómo jugadoras, de tener buen ambiente y divertirnos pesa más que lo que nos ofrece el Club Balonmano Zuazo.

Sirva también este escrito de aviso a deportistas y padres para informarse y a Clubes serios para tenerlos al tanto, que lo que hoy disfrutan, mañana no sea una cárcel.

Yara, Maider, Lucía, Iraide




Carta del Club Balonmano Zuazo

En primer lugar, queremos dejar claro, que el Club Balonmano Zuazo, no impide ni ha impedido nunca, que una jugadora o ex jugadora, se marche del club, para jugar en otro equipo. Otras lo han hecho antes y nunca ha pasado nada. Perfectamente pueden jugar en cualquier equipo Bizkaino y nada se lo impide. En unos casos tendremos unos derechos y en otros no. Lo único que hace el Club Balonmano Zuazo, es pedir lo que las normas y leyes, no solo del Balonmano, sino de todos los deportes en general, nos otorgan y no es otra cosa que NO renunciar a lo que el derecho nos asiste. Nosotros no hemos hecho las leyes y este Club como el resto de Clubs, hacen valer ese derecho. Nosotros hemos invertido en estas jugadoras, no solo 2 años de cadetes, como se dice en el escrito si no 8 o 9 años de enseñanza desde las categorías prebenjamín. Monitores, Entrenadores competiciones, instalaciones, fichas, inscripciones, equipamientos…

REGLAMENTO DE PARTIDOS Y COMPETICIONES DE LA FEDERACIÓN VASCA DE BALONMANO

TÍTULO V: DERECHOS DE FORMACIÓN DE JUGADORES

Artículo 33: Al finalizar el período de vigencia de las licencias establecido por el correspondiente
Reglamento, todo jugador/a quedará en libertad para suscribirlas con cualquier Entidad, sin perjuicio de lo establecido en el presente Título.

Artículo 34: 1. En base a lo anteriormente expuesto, si en la temporada siguiente a la que finalizara la licencia del jugador/a, éste/a suscribe otra con diferente Entidad, la de origen tendrá derecho a una compensación económica por su trabajo de formación, siempre que se reúnan los siguientes requisitos:
a. Que tanto el Club o Entidad de origen y como el de destino estén inscritos en el Registro de Entidades Deportivas del País Vasco.
b. Que el jugador/a no haya cumplido los veintidós (22) años de edad. En el caso de cumplirse dentro de la temporada oficial deportiva la edad indicada, la Entidad de origen mantendrá dicho derecho hasta la conclusión de la misma.
c. Que el jugador/a haya estado un mínimo de dos (2) temporadas oficiales consecutivas militando en la Entidad con derecho a compensación, empezando a contar a partir de Cadetes.
d. Que el jugador/a vaya a un club que tenga equipos en categoría igual o superior, ya sea por sí mismo o a través de convenios de filialidad.

Leído ésto, que está a disposición de quien quiera, en la web de la Federación Vasca, nada impide a estas jugadoras practicar el deporte que dicen tanto les gusta, lo mismo que nosotros estamos en nuestro derecho y obligación ante nuestros jugadores y socios, de pedir lo que nos corresponde , si nos corresponde. ¿Alguien en su sano juicio se cree, que vamos a presentarnos ante nuestros socios a pedirles su cuota anual y pagar por 5 jugadoras que tenemos que traer, porque ahora nos hacen falta de otros clubs, que nos pedirán esos derechos de formación y nosotros renunciamos a cobrarlos?. Se nos echarían encima y con toda la razón. Llevar un Club es muy serio y hay que mirar mucho por sus intereses, no los intereses de una u otra directiva.

Se hace alusión en el escrito, a las perspectivas que “intuían” para esta temporada en nuestro Club, cuando a la fecha de los hechos, no sabían ni siquiera, quien iba a estar al cargo de los equipos. Cuando se quiere decir verdades, se dicen todas. El problema viene originado por el mal entendimiento de un padre con otros y por la marcha del entrenador que han tenido hasta ahora. Ni más ni menos. Dice en la carta que nos comunican su decisión con las mejores formas. Hasta la finalización de la reunión famosa y después de preguntar si alguien tenía algo que alegar o decir, no supimos la intención de irse del Club por parte de las jugadoras, las cuales aludieron a que querían un mayor nivel que nosotros, según ellas, no podíamos ofrecerles. Cuando nos lo comunicaron, y tras intentar convencerlas de que recapacitasen, lo único que pudimos decirles, es que no podíamos retenerlas si no estaban contentas en Zuazo. Si se querían marchar, nosotros no podíamos retenerlas. Eso si. Antes de esa reunión, ya habían entrenado, con el club con el que quieren competir, el cual está en nuestra misma liga y por el que tenemos la ley de nuestra parte, para pedir los derechos de formación correspondientes, a los cuales ni este club ni ninguno renuncia así por así, sin ningún acuerdo. El Club al que quieren marcharse nos comunicó la intención de las jugadoras y nos preguntó sobre si íbamos a ejercer esos derechos de formación, a lo que respondimos que si y no ha habido ninguna negociación mas. Si esa es la mejor forma de avisar, por parte de las jugadoras… Y por cierto, no se que pinta otro Club Bizkaino por medio, que se ofrece a enviar esta carta a todos los medios. Pensaba que había más seriedad por parte de ese Club. No entiendo que puedan mandar este comunicado sin haberlo leído, y si lo han leído, ¿con que intención intervienen en este asunto, cuando ellos han tenido el mismo hace pocos días?. De verdad que hay algo que se nos escapa. Entre esta fijación por si debemos o no debemos dinero, si hacemos esto o aquello y ahora esto, no lo entiendo la verdad. Al menos, podrían haber tenido la consideración de reenviarnos una copia para poder exponer nuestra postura, que dudo mucho que ellos conozcan. Como mucho, conocen una versión. Creo que estas no son formas de actuar entre Clubs.

En cuanto al mal ambiente observado del equipos superior, ¿Han tenido entre jugadoras, algún problema?. Me refiero al equipo donde han jugado. El cadete. ¿Han tenido algún problema o queja estas jugadoras con el trato por parte de los componentes del Club?. Siempre hace alusión al mismo tema. Que si el equipo mayor se llevaban mal, que si mal ambiente, que si…cuentos, o mejor dicho, excusas. La misma federación lanza año tras año campañas en apoyo al buen deporte en los que incluye que los padres sean eso, padres y que animen. Nada más. Si alguien es capaz de decirnos a la cara que hemos tratado mal a las jugadoras o que las hemos desatendido, que nos lo diga a la cara. Hemos dado todo lo posible dentro de los medios que teníamos, hemos trabajado como locos por que todo fuese lo mejor posible, hemos invertido tiempo, dinero y esfuerzo y en especial por ese equipo, hasta donde las posibilidades han dado. Mejor o peor lo hemos podido hacer, pero acusarnos de sembrar mal ambiente y que no somos merecedores de confianza y que somos poco menos que explotadores, clama al cielo.

Aquí no hay más que una cuestión. Su entrenador en Zuazo nos notificó que se iba y ellas quieren ir con él. Eso sumado a temas personales entre padres, han hecho que se pusieran de acuerdo estas jugadoras para irse al club por el que fichó su entrenador de estos años anteriores. Acusan a padres que quieren ser entrenadores y no se dan cuenta de que otros quieren jugar a ser directivos. El mal ambiente no estaba en el vestuario de las cadetes. Les recuerdo cuando anunciaron su marcha, como se quedaron sus compañeras. Desoladas, llorando. Compañeras a las que han abandonado sin ningún reparo y a sabiendas de cómo dejaban el equipo en número de efectivos, pero que aún así, nos pidieron que intentásemos convencerlas para que regresasen. Lo demás es luchar por conseguir algo que ya estaba premeditado. ¿O es normal que 5 jugadoras se quieran ir de repente de un club para irse a otro, las 5 al mismo, por el que ha fichado su antiguo entrenador?. Y digo de repente, porque antes de esa reunión, estuvimos todos juntos en Askartza, en el Valle. En ese momento, solo les preocupaba quien las iba a entrenar este año. Y digo 5 jugadoras, porque 1 creemos ha fichado por ese club y no hemos puesto ninguna pega ni tenemos nada más, que desearle suerte.

El resto de temas, es meterse en jardines que se desconocen. Que tiene que ver todo este asunto con Ayuntamientos, Patrocinadores… ¿Bizkaialde?. ¿Pero sabéis cual es el fin de Bizkaialde?. Y estos temas, no vienen de unas jóvenes de 16 años. Vivimos de lo que viven todos los Club. Del dinero que se consigue. Una parte subvenciones y otra particulares y patrocinios.

Para concluir, el tema está claro. Igual que cualquier otro club, Balonmano Zuazo ha pagado cuando le ha correspondido derechos de formación, los exige cuando le corresponden y no los tiene cuando no le corresponde. Si las jugadoras quieren jugar, pueden jugar donde quieran. Faltaría más no tener ese derecho. Pero ellas mismas nos están negando nuestro derecho como Club, a que pidamos lo que corresponde a la gente que sigue apostando por nosotros, y ante la que tenemos que responder. Nosotros representamos a un Club, a más de 100 jugadoras y velamos por sus intereses, no por los intereses de quien quiere marcharse. Tienen todos los sitios que quieran donde jugar y es totalmente falso que nosotros impidamos que jueguen. Incluso se les ha ofrecido seguir aquí, que por cierto, este año es uno de los mejores por no decir el mejor, de comunión entre los tres equipos federados y a lo que se nos contestó que no que preferían estar un año sin jugar o jugando a Tenis. Así que sus vaticinios, han sido equivocados. Han apostado por que este club no iba a poder conseguir un ambiente ni un nivel bueno y creo que se van a equivocar. Y por cierto, si se quiere defender lo que crean que le corresponda, no utilicen temas que nada tienen que ver con el asunto ni mandar avisos ni alarmas. Eso de hacerse la víctima es fácil y lo podemos hacer todos. Quien quiera puede seguir jugando si tanto les gusta. Dejad al Club que ejerza de Club y que hagan lo que crean conveniente. Nosotros lo tenemos claro y actuaremos con lo que la legalidad nos autorice.

Firmado.

Club Balonmano Zuazo

Vega de la punta, 1 48902 Barakaldo,
Balonmano | Cuatro jugadoras del Zuazo se plantean acudir a los tribunales para poder cambiar de club Balonmano | Cuatro jugadoras del Zuazo se plantean acudir a los tribunales para poder cambiar de club Reviewed by Barakaldo Digital on 14.10.12 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.