>> www.barakaldodigital.com tiene licencia creative commons. Puedes copiar y distribuir nuestras noticias, pero señala de dónde las has tomado
Barakaldodigital.com

Inicio | Denuncias vecinales | Bienestar | Cultura | Economía | Política | publicidad@barakaldodigital.com | redaccion@barakaldodigital.com | Quiénes somos | RSS

El barrio de Las Delicias está negro por la contaminación de la fábrica Profusa

La carretera, las casas y las instalaciones están ennegrecidas por la actividad de la empresa Los vecinos creen que es "imposible" que cumpla las normas de emisiones contaminantes a la atmósfera Destacan las nubes amarillas de naftalinas La empresa tiene un largo historial de vertidos y falta de licencias Las Delicias está atrapado entre Profusa, las obras de la Supersur y el Corredor de Cadagua y la incineradora de basuras de Zabalgarbi
En sentido figurado y literal. Los residentes del barrio de Las Delicias están negros por las emisiones de la fábrica de coque Productos de Fundición S.A. —Profusa—, que ha sido objeto de repetidas denuncias vecinales al menos desde 1983, incluida una queja dirigida en 2007 al Defensor del Pueblo vasco —Ararteko— por actividad sin licencia de apertura. El carbón que usa la empresa como materia prima casi se adentra en la carretera, una capa de polvo de hulla cubre desde la ropa hasta los monumetros históricos del Camino de Santiago, el cabrón se almacena al aire libre y resulta evidente, por el color de la calzada, que los camiones no realizan una limpieza correcta antes de salir de la industria, además de las emisiones al aire. Los vecinos, algunos ex trabajadores de Profusa, dicen que la situación es cada vez peor porque la fábrica es cada vez más vieja.

Archivo | La contaminación se ha reducido un 30% y los incumplimientos de límites han caído más del 80%

>> antecedentes >> | >> fotografías >>


Antecedentes
  • 27/5/1995. Profusa vierte más de 130 toneladas de resiudos en el Comino Zubileta
  • 2/5/1995. La comisión de vecinos de Zubileta denuncia ante la Ertzaintza el vertido de residuos por parte de de Profusa
  • 25/5/1995. El Gobierno Vasco ordena a Profusa que retire los residuos "de probada toxicidad" depositados en el número 43 del Camino Zubileta. Los análisis demuestran "elevadas concentraciones de cianuros metales (arsénico, cadmio, cobre, niquel, zinc y plomo), hidrocarburos aromáticos policíclicos y BTEX (benceno, tolueno, etilbenceno y xileno), compuestos todos ellos de probada toxicidad".
  • 6/6/1995. Los vecinos advierten de que se realizan rellenos en Zubileta supuestamente con residuos y restos de fábricas con el objetivo de evitar las inundaciones de pabellones industriales de la zona
  • 8/6/1995. Finaliza la retirada de los residuos tóxicos: 135,5 toneladas trasladadas a un depósito de seguridad en Valladolid
  • 14/6/1995. Profusa amplía en 25 metros la zona de almacenaje de carbón y provoca una nueva queja vecinal
  • 14/6/1995. El Gobierno Vasco confirma que Profusa no tiene licencia de actividad aunque lleva 10 años de actividad desde que recibió en 1985 un permiso provisional condicionado a la construcción de pabellones para almacenar la hulla, medida que todavía en 2010 no se ha cumplido
  • 22/6/1995. El alcalde, el socialista Carlos Pera, se reúne con la empresa para buscar solución a los problemas ambientales
  • 23/6/1995. Pera anuncia las medidas propuestas a Profusa para reducir la contaminación: usar pabellones para almacenar carbón, riego permanente si no es posible abandonar el almacenamiento al aire libre, lavado mediante ducha de los camiones de carga, construcción de un muro de contención que que no salga el polvo de hulla y construcción de una piscina para limpieza de ruedas y bajos de los camiones
  • 27/10/1995. El 'lehendakari' José Antonio Ardanza preside la inauguración de la electrificadora de gas de coque de Profusa, tras una inversión de 1.200 millones de pesetas, con subvenciones de Europa, Gobierno Central y Gobierno Vasco. Sólo la Unión Europea aportó 919.191 ecus (euros).
  • 29/2/1996. Profusa vierte 15 toneladas de coque al río Cadagua. Asegura que es un vertido "accidental". Gobierno Vasco dice que no afecta a la salud.
  • 21/3/1998. Gobierno Vasco subvenciona con ocho millones de pesetas —48.000 euros— a Profusa
  • 8/4/199. Gobierno Vasco da a Profusa una subvención de 8,5 millones de pesetas —51.000 euros—
  • 3/6/2002. El Gobierno Vasco abre expediente sancionador a Profusa por verter 20.000 metros cúbicos aguas residuales al río Cadagua el 29 de mayo durante 24 horas, con unos daños estimados inicialmente en 11.216 euros
  • 12/11/2004. Gobierno Vasco exige a Profusa la regularización de su actividad desde el punto de vista ambiental y el control de las emisiones a la atmósfera. Un informe afirma que la empresa tiene "un nivel muy bajo de cumplimiento de la normativa ambiental" y carece de licencia de apertura de actividad, acta de puesta en marcha de focos de emisión, autorización de vertidos y permiso de gestor de residuos
  • 19/4/2010. El Ayuntamiento de Bilbao convoca una reunión con Barakaldo y vecinos de Zorroza ante los malos olores que vive ese barrio y de los que responsabilizan a las industrias Sader, Sebería Bilbaína, Bilbaína de Alquitranes y Profusa


Vista de la fábrica desde la margen derecha del Cadagua
Almacenamiento de carbón al aire libre junto a la casa torre protegida de Zubileta
El carbón llega a la carretera
Vista de la incineradora y las obras del Corredor del Cadagua desde el puente de las Brujas
La incineradora de Zabalgarbi desde Santa Águeda

6 comentarios:

  1. PROFUSA siempre ha hecho lo que ha querido a la hora de desarrollar su actividad. No ha cumplido jamas ley o normativa alguna en materia medioambiental, y en cualquier pais mcivilizado esta empresa no estaria donde esta y no funcionaría como funciona.
    Las responsabilidades logicamente se reparten entre las diferentes instituciones implicadas, pero es destacable la permisibidad cuando no complicidad del area de industria del Ayuntamiento de Barakaldo, que por alguna razon desconocida o mas bien inconfesable, siempre ha hecho la vista gorda en lo relacionado a los continuos y graves incumplimientos de esta empresa, y aqui estan en comandita tanto los políticos como los técnicos- funcionarios municipales.

    ResponderEliminar
  2. Hola, vivo en Sarriko. Desde mi ventana se aprecia como PROFUSA junto a Zabalgarbi y la Huesera de Zorroza hechan sus emisiones al Gran Bilbao siendo a veces imposible abrir la ventana de mí vivienda ya que entre el olor a hollín y a La huesera se hace insoportable el respirar. Sus emisiones nos dejarán huella en nuestra SALUD sin duda. Una forma de concienciar a los demás sería poner unos medidores de calidad del aire que respiramos, como los que hay en la vía pública de temperatura. Claro que a lo mejor la población se asusta y no nos lo ponen por eso. Con lo bella que está nuestra ciudad huele que apesta.

    ResponderEliminar
  3. Se que es impotante el tema de las emisiones etc... pero me gustaria hacer incapie en otro que pasa desapercibido poque solo toca a quienes viven cerca...es el ruido,insoportable las 24 horas,pero sobre todo a las 6.00 de la mañana cuando empiezan a cargar los camiones,con ventanas de tres cristales y no se nota nada.

    ResponderEliminar
  4. En Profusa,quieren dar la impresion de cara a la galeria,de limpieza y no contaminacion,como si pudieran engañar a alguien cada poco tiempo pintan el exterior de la fabrica,los tubos de salida de humos y las chapas del extractor gigante y todo lo que era negro pasa otra vez a rojo o plateado,pero lo que no se puede enmascarar es el ambiente y el ruido.

    ResponderEliminar
  5. PROFUSA, SADER, BILBAINA DE ALQUITRANES, ZABALAGARBI, son instalaciones altamente contaminantes. El Departamente de Medioambiente del Gobierno Vasco les da vía libre y sus inspectores miran para otro lado.

    El humo que desprenden todas ellas contiene sustancias como el Benceno, y PM10 (particulas en suspensión) muy cancerígenos.

    Ayuntamiento y GV son responsables directos, ya que jamás han tomado medidas al respecto y la permisividad es total.

    ResponderEliminar