Miles de personas participan en todos los barrios en las sanjuanadas

Sanjuanada en Burtzeña
Miles de personas han salido a las calles y plazas de Barakaldo para celebrar este 23 de junio la tradicional sanjuanada o fiesta del solsticio de verano. La ocasión ha contado este año con la recuperación de la hoguera en Retuerto, de la mano del grupo de danzas Erreka-Ortu, que de este modo se sumaba a la lista de barrios donde hay actividades. Por la cantidad de personas, han destacado la sanjuanada de Rontegi, con baile y juegos en la calle La Rioja y multitudinaria hoguera y traca junto a los depósitos. En Herriko Plaza también han sido cientos los participantes en el programa organizado directamente por el Ayuntamiento, con propuestas infantiles, teatro, toros de fuego y fuegos artificiales. También aparecía lleno el recinto festivo en Llano, barrio que está de fiestas y que reunía a cientos tanto antes y durante como después de la hoguera. Aunque sin fuego de por medio, ha sido masiva la participación también en Desierto y en Zuazo-Arteagabeitia, en sus respectivos inicios oficiales de fiestas de barrio. En la lista de sanjuanadas figuran además La Inmaculada (Cruces), Burtzeña, El Regato, Gorostiza, Bagatza o San Vicente. La aparición del sirimiri apenas ha afectado a la fiesta.

El grupo de danzas Ibarra-Kaldu ha visto cómo se consolida su propuesta de San Juan. Cientos de personas han asistido en la plaza de Santa Teresa a los talleres infantiles, a las danzas de los pequeños y al vistoso akelarre, con fuego y personajes mitológicos, que ha animado a sumarse al baile ritual a decenas de los espectadores.

Otra asociación folclórica, Erreka-Ortu, ha suma también a decenas de personas con su iniciativa familiar para recuperar la fiesta del solsticio de verano, con baile y un fuego controlado en torno al que ha habido danzas.

En San Vicente, organizado por la comisión de fiestas, cientos de personas se juntaban en la plaza de la anteiglesia para observar los malabares con fuego antes de las danzas y del encendido de una pequeña hoguera que se ha convertido en un gran fuego alimentada por cuadernos y libros. Mientras, de forma autónoma, eran numerosos los grupos que encendían sus propias sanjuanadas en el parque entre la casa de cultura de San Vicente y Mukusuluba, con cientos de personas por la zona.

En Burtzeña, la propuesta festiva llegaba conjuntamente con la casa de cultura y estaba dirigida también a las familias. Los pequeños han disfrutado de hinchables, discoteca, chocolate y un encendido simbólico de fuego.

El carrejo club de bolos a cachete Gorostiza 33 ha sido el escenario de juegos infantiles, merendola, sardinada y chocolate, además de un trabajado espectáculo de fuego, con hoguera en la campa de los chopos, pirotecnica incluida, y marcha de antorchas, que han reunido a decenas de personas.

Ya se había superado sobradamente la medianoche cuando seguía la fiesta en la zona de La Inmaculada, en Cruces. Los vecinos bailaban animados al ritmo de las canciones de los sesenta y setenta interpretados por el grupo El Regreso de la Década. Era el remate a una tarde con hinchables y cama elástica infantiles, cena en familia y discoteca móvil.

El Ayuntamiento, por segundo año y en competencia con el trabajo desinteresado de las comisiones de los barrios, ha planteado un programa en el centro —Herriko Plaza— lleno de recursos. La plaza ha contado con cuentacuentos, personajes de La Patrulla Canina, verbena, representación teatral y toros de fuego y fuegos artificiales. Cientos de familias se han unido, aunque en el momento previo a los toros de fuego se vaciaba la plaza para volver a llenarse con la pirotecnia.



Rontegi


Bagatza



Herriko Plaza [Fotos: Yeray Arenas]



Gorostiza


Retuerto


La Inmaculada


San Vicente


Burtzeña


Llano