Berri-Otxoak alerta de graves consecuencias por la supresión del servicio de emergencias sociales

Protesta de Berri-Otxoak ante el Ayuntamiento de Barakaldo por los recortes de servicios sociales
La plataforma contra la exclusión social Berri-Otxoak ha alertado de las graves consecuencias que para las personas en riesgo de desahucio o víctimas de maltrato tendrá la decisión del equipo de Gobierno (PNV) del Ayuntamiento de Barakaldo de suprimir el servicio de emergencias sociales. Berri-Otxoak ha realizado la denuncia de este "drástico recorte" con tres activistas desnudos dentro de toneles situados ante el edificio consistorial. "El Gobierno municipal ha cerrado este recurso social básico", sostiene la plataforma, que asegura que el PNV ha actuado contra el criterio de técnicos municipales. En este sentido, el grupo ha indicado que el servicio de emergencias sociales se creó para "descongestionar los servicios de base" y ahora, al eliminarlo, se devuelve la carga a las trabajadoras sociales de base, "ya saturadas, con una medida de espera de atención de dos meses". La plataforma afirma que, con la nueva situación, las personas en situación social grave tendrán que acudir a los servicios sociales de base, en donde "para cuando sean atendidas ya no van a tener ninguna solución".

Archivo |
> 30/05/2017. El PNV asegura que "reforzará" los servicios sociales con cuatro trabajadoras
> 30/05/2017. El Ayuntamiento deriva a otros servicios los casos de la suprimida atención a urgencias sociales
> 30/05/2017. El PSE denuncia la supresión de la atención a urgencias sociales por motivos económicos
> 12/05/2017. Berri-Otxoak denuncia la eliminación del Servicio de Urgencias Sociales del Ayuntamiento
> 22/09/2016. El Ayuntamiento cubre tres bajas en la Policía Municipal y dice que es un "refuerzo"



Nota de prensa de Berri-Otxoak
En paños menores nos deja el drástico recorte a los servicios sociales municipales

►Con el ánimo de denunciar la supresión del Servicio de Urgencias Sociales varias personas ataviadas con tan sólo un tonel realizarán una marcha desde el Departamento de Acción Social hasta el edificio consistorial para denunciar las consecuencias de este nuevo recorte.

►Hace tres meses el equipo de gobierno en una reunión ordinaria de la Comisión de Acción Social anunció su intención de suprimir el Servicio de Urgencias Sociales.

►Dicho y hecho: el gobierno municipal ha cerrado este recurso social básico. Frente a las voces que criticaban esta decisión desde el propio personal de los servicios sociales.

►El Servicio de Urgencias Sociales se concibió como un recurso que complementaba el trabajo de las unidades de trabajo social en los barrios; y para descongestionar los servicios de base.

►Las funciones del Servicio de Urgencias Sociales vuelven a unos servicios municipales de base ya saturados, con una medida de espera de atención de dos meses.

►El trasvase de competencias del “Servicio de Urgencias” a los recursos municipales de base se produce sin ampliación de personal administrativo, trabajadoras sociales o dotación presupuestaria.

COMUNICADO DE PRENSA

Hace tres meses el equipo de gobierno en una reunión ordinaria de la Comisión de Acción Social anunció su intención de suprimir el Servicio de Urgencias Sociales; el recurso municipal que se creó para atender de forma inmediata a las situaciones de contingencia social que se producen a diario en la localidad: desahucios, personas sin hogar, derivaciones desde los unidades de trabajo social de base o el tercer sector, acceso al albergue para sintecho, tramitación con carácter inmediato a prestaciones para afrontar necesidades primarias básicas, accesos a recursos de emergencia para mujeres maltratadas…

Frente a las voces que criticaban esta decisión desde el propio personal de los servicios sociales el gobierno municipal decide cerrar este recurso social básico hace mes y medio.

El Servicio de Urgencias Sociales se concibió en su momento como un recurso municipal que complementaba el trabajo de las unidades de trabajo social de los barrios y con el ánimo de descongestionar los servicios sociales de base; y como forma de dar una respuesta con carácter de urgencia a las problemáticas que se diagnosticaran en la localidad.

Las funciones del Servicio de Urgencias Sociales vuelven a unos servicios sociales municipales de base ya saturados, con una medida de espera de atención de dos meses. El trasvase de las competencias del Servicio de Urgencias a las unidades de trabajo social se produce sin una ampliación de personal administrativo, de trabajadoras sociales o el presupuesto dedicado a los recursos municipales.

El equipo municipal desoye las recomendaciones realizadas por el Defensor del Pueblo

En su informe sobre 'La situación de los servicios sociales municipales en la Comunidad Autónoma' propone una serie de medidas con el ánimo de garantizar un acceso universal a los recursos sociales.

En este contexto demandaba al equipo de gobierno ampliar los servicios municipales. En concreto,

- Configurar equipos multidisciplinares dotados de personal suficiente para garantizar una atención inmediata, sin dilaciones en el acogimiento de primera instancia.

- Desarrollar recursos residenciales de acogida y protocolos de amparo de urgencia.

- Habilitar en los presupuestos municipales los medios económicos ineludibles para prestar -en adecuados niveles de calidad- de todos los recursos y servicios sociales necesarios.