Opinión | Una cosa es predicar y otra dar trigo

Limpieza varia de Barakaldo

Por comisión ejecutiva de la Agrupación Socialista de Cruces


"EH Bildu e Irabazi aprueban sistemáticamente los pliegos de contratos del PNV en los que se subastan las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores"


En un original artículo titulado ‘Opio como estrategia política para la ciudadanía de Barakaldo', EH Bildu recomienda a los vecinos y vecinas leer a Hegel. El autor del texto va más allá y nos ofrece una ensaladilla ideológica sin precedentes. Para hablar de la recogida de basuras y la limpieza viaria lo mismo cita a Marx que al propio Hegel, que habla del opio, de la heroína, del informe Navajas… Todo, para concluir que "el PSE-EE y el PNV de Barakaldo narcotizan al pueblo con sus políticas, para mantener un régimen que dura 35 años".


EH Bildu, y el autor, deberían saber que para los miles de barakaldeses y barakaldesas que han terminado el Bachiller Superior Hegel ha sido tema común en Filosofía. Estas y estos bachilleres barakaldeses conocen que Hegel y Marx son tan parecidos en sus razonamientos filosóficos como en la música lo son el tango y el merengue. En cualquier escuela de formación de cuadros sobre el pensamiento marxista mantener esas tesis teóricas de EH Bildu habría implicado, siendo benévolos, un buen tirón de orejas.

Cierto es que el tango y el merengue comparten el uso del acordeón, y que además son de origen sudamericano, pero siguiendo el razonamiento de ese artículo de EH Bildu el mismísimo Kepa Junkera podría pasar por un célebre músico sudamericano, porque también usa el acordeón diatónico.

Pero centrándonos en el asunto de la recogida de basuras y limpieza viaria de Barakaldo, los vecinos y vecinas se preguntarán: ¿Cuál ha sido y es la posición de EH Bildu? ¿Y cuál la de Irabazi? Sin recurrir a eminentes filósofos, los socialistas de Gurutzeta creemos que se puede explicar con el refranero popular: ‘Una cosa es predicar y otra dar trigo'. O, lo que es lo mismo: las palabras deben acompañarse de los hechos.

Ambos grupos políticos, EH Bildu e Irabazi, han defendido con diversos argumentos la municipalización de la limpieza viaria y recogida de basuras en Barakaldo. Sin duda es una posición política; una posición que el PSE-EE no comparte, pero que es respetable.

Pero cuando llega la hora de defender estas tesis en el máximo órgano del Ayuntamiento, el pleno municipal, la cosa cambia. EH-Bildu ha defendido "no imponer la gestión directa". Irabazi también ha fijado su posición. "Se ha primado el precio en la adjudicación del contrato", dice. Una frase preciosa de no ser porque son los trabajadores y trabajadoras quienes salen perjudicados. Y es que de algún sitio tendrá que salir esa reducción del gasto, ¿no?

Todo lo anterior se enmarca en el ámbito de predicar. Luego llega el momento de votar (dar trigo). Los hechos son tozudos y lo único cierto es que la adjudicación del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras se ha aprobado gracias al voto de calidad de la alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), después de que EH Bildu, Irabazi y PP se abstuvieran en la votación.

¿Qué manifestamos desde el PSE-EE? Al predicar, incidimos en que la propuesta elegida supone añadir 3.900 jornadas de trabajo, "casi el equivalente a 20 personas a jornada completa", y así se perjudica a los trabajadores y trabajadoras. Bonitas palabras también, pero vamos a los hechos (dar trigo): desde el PSE-EE votamos en contra de la propuesta del PNV, cosa que no hicieron EH Bildu e Irabazi. Recientemente el tribunal de recursos contractuales (OARC) ha estimado que la empresa adjudicataria no cumple los pliegos de condiciones del concurso porque no se respetan los derechos laborales de las trabajadoras y trabajadores. Algo de razón debemos llevar, por tanto, los socialistas.

Sin embargo, tras el pleno municipal el equipo de Gobierno (PNV) agradeció públicamente la responsabilidad a la hora de trabajar por el bien de Barakaldo que han demostrado EH Bildu, Irabazi y el Partido Popular. Y que sepamos, estos grupos no han rehusado el agradecimiento.

Pero como una cosa es predicar y otra dar trigo, baste recordar que lo de Barakaldo no es un hecho aislado. En Aretxabaleta, EH Bildu adjudicó la contrata de limpieza viaria a FCC. En Donostia también. Y en Hernani. Es curioso que para EH Bildu el PSE-EE de Barakaldo sea régimen o casta, y que para algunos pimpollos de la nueva revolución los socios de FCC no les parezcan muy de la casta. Esther Alcocer Koplowitz, Carlos Slim (el séptimo hombre más rico del mundo) y Bill Gates (con una fortuna de más 89.200 millones de dólares) deben ser camaradas revolucionarios.

Decía Antonio Gramsci, padre espiritual para parte de la autodenominada nueva izquierda, que "decir la verdad es siempre revolucionario." El histórico socialista Ramón Rubial dejó escrito, por su parte, que "la revolución se hace usando el BOE, no con otros medios estériles" y también dijo: "hay quien tiene ideas pero no tiene principios. Hay quien tiene principios pero no tiene ideas". Sirvan todas estas frases para dejar en evidencia lo que ocurre en Barakaldo.

Y es que el contrato de limpieza viaria y la recogida de basuras no es una excepción. Es realmente triste observar la posición de EH Bildu e Irabazi, por ejemplo, respecto de las enmiendas presentadas por el PSE-EE a los presupuestos en favor del trabajo de Somos Rontegi Gara, las ayudas al alquiler a los jóvenes o la realización de un estudio-asesoramiento sobre la incidencia de la Variante Sur Ferroviaria, el Plan de Retorno del Talento... Votaron en contra de todas esas iniciativas, junto con el Partido Popular.

Y qué decir de la sistemática aprobación por parte de estos partidos de los pliegos del PNV; pliegos en los que se subastan las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores.

Ambos grupos han decidido practicar una estrategia política que consiste en ser correa de transmisión del PNV en Barakaldo. Dedican parte de sus esfuerzos en hacer oposición al PSE-EE, que está en la oposición, en vez de hacer oposición al PNV, que está en el Gobierno. En tanto en cuanto no se revisa esa estrategia (ellos sabrán), los socialistas de Cruces entendemos los agradecimientos del PNV de Barakaldo a EH Bildu e Irabazi.

Ya lo dijo Hegel, que al parecer tanto gusta en esta “nueva izquierda”: "El drama no es escoger entre el bien y el mal, sino entre el bien y el bien".

Comisión Ejecutiva
Agrupación Socialista de Cruces


Opinión | Una cosa es predicar y otra dar trigo Opinión | Una cosa es predicar y otra dar trigo Reviewed by Barakaldo Digital on 1.7.18 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.