Berri-Otxoak ha atendido más de 10.000 familias en su oficina de información que cumple 20 años

Berri-Otxoak
La plataforma contra la exclusión social y por los derechos sociales bewrri-Otxoak ha atendido a 10.656 familias en su oficina de información sobre prestaciones sociales que cumple 20 años. La oficina, que abre todos los lunes de septiembre a julio, informa sobre la Renta de Garantía de Ingresos, la Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, la Prestación Complementaria de Vivienda, las Ayudas de Emergencia Social o Ayudas a la Inserción. Berri-Otxoak ha señalado que en estos 20 años de funcionamiento de la oficina ha comprobado que "el sistema vasco de prestaciones sociales deja en la estacada a miles de personas" y que los servicios públicos "degradan la autoestima de las personas y familias usuarias de los mismos".



Nota de prensa
COMUNICADO DE PRENSA DE BERRI-OTXOAK

Estos días se cumple el 20 aniversario de la “oficina alternativa de información sobre las prestaciones sociales”. Este espacio se inauguró el 17 de noviembre de 1997; y por él han pasado a lo largo de estos 20 años 10.656 familias, durante el curso pasado han utilizado sus servicios 903.

Siendo esta la primera oficina de información en demanda del ejercicio de los derechos sociales a nivel de Euskal Herria y del conjunto del Estado Español.

Como novedad este año se cambia el lugar de ubicación: número 8 de la calle San Antonio (en la trasera de las oficinas de Correos Centro, a 200 metros del consistorio), en el local Ezker-Hika.

Todos los lunes, desde septiembre hasta mediados de julio, abre sus puertas este punto de información sobre la Renta de Garantía de Ingresos, la Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, la Prestación Complementaria de Vivienda, las Ayudas de Emergencia Social o Ayudas a la Inserción.

Mediante esta iniciativa se ha querido cubrir durante 20 años la falta de información con la cual las instituciones (Ayuntamiento Barakaldo, Diputación de Bizkaia o Lanbide), castigan a las personas en paro, con empleos precarios y pensionistas sin ingresos para desarrollar una vida digna.

Nunca, desde que se empezaron a legislar estas ayudas en el año 89, el Departamento de Acción Social del consistorio, o el Gobierno Vasco, ha desarrollado una mínima campaña informativa sobre la existencia de estas prestaciones, dónde solicitarlas, qué requisitos exigen o la documentación a presentar

La forma de contacto más directa es acercarse de forma presencial los lunes de 11 de la mañana a 1 del mediodía. También se pueden realizar consultas a través del siguiente correo electrónico: berrietxea@nodo50.org. Otra forma de comunicación es mediante el teléfono móvil 650 25 46 67.

Haciendo un poco de historia. Este punto de información, encuentro y denuncia. Surge en Barakaldo en un contexto de crisis socio-económica a nivel internacional, que en la Margen Izquierda adquiere sus propias características. Coincide con las consecuencias finales del desmantelamiento de la siderurgia e industria de la comarca; y el cierre definitivo de Altos Hornos de Vizcaya, empresa que había conformado la propia identidad de la localidad

La realidad para miles de personas era -y son- las colas del paro, los trabajos precarios o las situaciones de exclusión. Donde suponía, y es, una odisea acceder a unos recursos básicos para poder subsistir: sea en los servicios sociales o en las oficinas del SEPE o Lanbide.

En la telaraña de desinformación, redes clientelares o falta de acceso a una información fidedigna sobre la gestión de las prestaciones contra el paro y la pobreza, surgió la propuesta de impulsar una oficina alternativa que proporcionase información neutra a las personas solicitantes de las prestaciones: sobre su naturaleza, cuantías, requisitos, documentación, dónde dirigirse...

Hay que tener en cuenta que en el recorrido por los recursos municipales o las dependencias del SEPE y Lanbide. La vulneración de derechos es constante: burocracia, falta de celeridad en la atención, explicaciones y trato diferente según oficinas o personas funcionarias, recortes y malas prácticas habituales. Todo ello supone en la actualidad, y hace 20 años, convertir en rango de Ley la desinformación o la ocultación de datos y requisitos para el acceso a las prestaciones sociales.

En este sentido no es de extrañar que una parte importante de las consultas estén relacionadas con la solitud de información sobre las ayudas sociales. Otra parte importante gira sobre las “malas prácticas” continuas en los servicios sociales municipales o en Lanbide, antes en el Departamento de Acción de la Diputación Foral de Bizkaia. Consultas todas ellas relacionadas con los incumplimientos de la normativa que rige el mismo acceso a las prestaciones.

En estos 20 años, hemos comprobado que el sistema vasco de prestaciones sociales deja en la estacada a miles de personas. O que los servicios públicos degradan la autoestima de las personas y familias usuarias de los mismos. Provocan injustificados sentimientos de culpa. Lo que eran certezas morales sobre el desamparo en que las personas quedan ante las arbitrariedades de la Administración se confirman plenamente cada lunes.

Por ello, llevamos 20 años invitando a las familias de Barakaldo a una actitud digna ante trabajadoras sociales, funcionarios de Lanbide y políticos de turno, dejando claro que los derechos no se regalan, se reivindican. La administración -por muchas medallas que se cuelgue- no nos hacen ningún favor: los derechos se ejercitan y, a la par, se conquistan.

En definitiva, para un colectivo que lucha contra la pobreza y los derechos sociales. Este punto de información es un instrumento que permite visualizar y conocer de forma certera la realidad social; y consiste en crear un espacio y dinámica de denuncia pública para las familias afectadas por las situaciones de empobrecimiento y las políticas de recortes. Además, de constatar que el problema de la pobreza y la precariedad no es un problema individual sino un problema colectivo y social.