El Partido Socialista alerta de la aparición de la oruga procesionaria en los parques

Procesionaria, por Enrique Dans (Flickr)
El Partido Socialista ha instado al equipo de Gobierno (PNV) del Ayuntamiento de Barakaldo a alertar a los vecinos de la aparición de la oruga procesionaria en los parques y zonas de paseo de la anteiglesia y, en concreto, en barrios como San Vicente, Arteagabeitia, El Regato y Burtzeña. "Supone un riesgo para la salud de los niños y niñas y las mascotas", advierte el PSE, que informa de que ya ha habido atención veterinaria a perros afectados por el insecto. La propuesta socialista es "la colocación de carteles en las calles y el envío de una carta a los colegios invitándoles a que expliquen a los escolares cuál es el ciclo biológico de este lepidóptero", que provoca reacciones alérgicas y que en el caso de las mascotas puede llevar a la muerte por ingerir estas orugas.


Nota de prensa del PSE
El PSE-EE pide que se advierta de la presencia de la oruga procesionaria en zonas de paseo y parques de Barakaldo

  • Vecinos/as han avisado a los socialistas de la aparición de esta larva, peligrosa para la salud de los niños/as y mascotas


El PSE-EE de Barakaldo ha solicitado hoy al Gobierno del PNV que advierta a la población, de forma urgente, de la presencia de la oruga procesionaria en parques y zonas de paseo de la ciudad. La petición se produce después de que vecinos y vecinas hayan avisado a los socialistas de la aparición de esta peligrosa larva en árboles situados en diversos barrios, como San Vicente, Arteagabeitia, El Regato o Burtzeña.

La oruga procesionaria supone un riesgo para la salud de los niños y niñas y las mascotas. De hecho, ya se han registrado en el municipio casos de perros que han tenido que ser atendidos por entrar en contacto con esta larva.

“Desde las instituciones, debemos cuidar a los más pequeños de la casa al mismo tiempo que les enseñamos a respetar y conocer el medio natural, interactuar con él y respetarlo. Y podemos hacerlo con algo tan sencillo como la colocación de unos carteles en las calles y el envío de una carta a los colegios invitándoles a que expliquen a los escolares cuál es el ciclo biológico de este lepidóptero, con sus fases de embrión (huevo), larva (oruga), pupa y adulto (mariposa)”, explica la concejala del PSE-EE Alba Delgado.

Los bolsones donde se instalan las orugas son muy visibles por su color blanco y porque pueden alcanzar dimensiones de alrededor de 20 centímetros. También resulta muy llamativo para los menores y animales que las orugas estén ligadas unas a otras, en forma de procesión (de ahí su nombre).

Sin embargo, entrar en contacto con las orugas es muy peligroso, según los expertos. La inhalación de los finos pelos de la oruga, donde oculta su veneno, puede producir desde urticarias hasta reacciones alérgicas. Asimismo, la ingesta de las orugas (algo que en ocasiones realizan las mascotas) puede resultar letal.