La obra de la tribuna de San Vicente termina en julio sin fecha para reabrir la ciudad deportiva

Obra de la tribuna de la ciudad deportiva de San Vicente
La reconstrucción de la tribuna de la ciudad deportiva de San Vicente terminará en julio después de un año completo de obras, pero los trabajos no habrán terminado ni habrá todavía reapertura del campo y de la pista de atletismo, que ha quedado destruida por las obras. "Pronto podrá volver a lucir su esplendor la ciudad deportiva", ha señalado la alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), estará disponible el equipamiento deportivo. De momento, este 19 de junio, los responsables municipales han convocado a la prensa para el inicio de descimbrado de la cubierta de hormigón de la tribuna: alrededor de 200 toneladas distribuidas en 450 metros cuadrados —30 de largo por 15 de ancho—. La retira del andamiaje que hasta ahora ha soportado el peso del hormigón ha supuesto toda la mañana e implica que, por el asentamiento, la cubierta baje alrededor de 40 centímetros, a los que se sumarán otros tantos a lo largo de los años, según ha indicado el director de obra Kepa Arrieta, de la empresa Estudio K.

Arrieta ha explicado que esta "réplica casi exacta" que esta vez ha tardado en ser construida alrededor de seis meses, probablemente supuso un año de labores en los años cincuenta del siglo XX, con estructura de madera para el armazón en lugar del actual de mecanotubo. La futura tribuna también se diferenciará en los asientos, que en lugar de hormigón serán gradas prefabricadas, más sencillas y seguras. "Lo que va a quedar va a ser un fiel reflejo de lo que fue en su momento la tribuna". La estructura está proyectada con un nivel de resistencia HA45 frente a un HA20 de la estructura demolida. La tribuna con cubierta de hormigón, diseñada por Álvaro Líbano, es probablemente la única que hay de este tipo junto a la de Fadura.

La dirección de obra fue contratada en noviembre de 2016 con Estudio K por 32.065 euros, con un retraso de un mes sobre la adjudicación de la construcción, que se realizó el 21 de octubre en favor de Constructia Obras e Ingenierías SL por un importe de 440.914,54 euros. Las obras tenían que finalizar en un plazo máximo de ocho meses: en junio de 2017. Además, el derribo, con un plazo de ejecución de dos meses, ya empezó con dos meses de retraso, el 8 de agosto de 2016, por parte de Bycam de 79.880 euros. En total suma casi 553.000 euros, aunque el presupuesto inicialmente anunciado fue de 850.000 euros, que fue la cantidad que la Diputación aportó para este proyecto, que el presidente del Instituto Municipal de Deportes y concejal de Alcaldía, Gorka Zubiaurre dijo que estaría terminado en "la primera mitad de 2017".


Archivo |
> 05/06/2017. El PNV contrata vigilantes ante los actos vandálicos en la obra de la ciudad deportiva
> 16/02/2017. EH Bildu denuncia que las obras de la tribuna de San Vicente "fomentan la precariedad laboral"
> 08/08/2016. La tribuna de la ciudad deportiva San Vicente cae derribada con el compromiso de una réplica
> 15/03/2016. La tribuna de la ciudad deportiva será derribada pese a su valor patrimonial y se hará una réplica
> 24/09/2015. La Diputación transfiere los 850.000 euros para la reforma de la tribuna de la ciudad deportiva



Nota de prensa del equipo de Gobierno municipal (PNV)
La rehabilitación de la Tribuna de San Vicente se finalizará el próximo mes

  • La obra ha vivido hoy un hito importante, el asentamiento de la cubierta de hormigón mediante la técnica del descimbrado, poco habitual en las obras civiles
  • La reforma se inició en julio de 2016 y ha supuesto un presupuesto de 850.000 euros, financiados por la Diputación Foral de Bizkaia

Barakaldo está a punto de recuperar una de sus estructuras más emblemáticas. La Tribuna de San Vicente finalizará su reforma integral el próximo mes. Esta misma mañana, la alcaldesa Amaia del Campo, ha asistido al desarrollo de uno de los hitos de la obra, el asentamiento de la cubierta de hormigón. Los trabajos se iniciaron el pasado mes de julio con el derribo de la estructura gracias a una subvención de la Diputación Foral de Bizkaia.

El paso de los años había puesto en peligro la conservación de la estructura, la primera levantada en Bizkaia en los años 50 con una cubierta de hormigón en vuelo. Precisamente su cubierta ha sido la protagonista de la jornada y es que los trabajos se han centrado hoy en el descimbrado de la estructura. Esta operación consiste en la eliminación paulatina de los andamios que sujetan la cubierta para lograr que la misma se asiente.

El hormigón fue aplicado hace más de 21 días por lo que era el momento de llevar a cabo esta parte de los trabajos. “Según nos han explicado los técnicos y los responsables de la obra, la cubierta descenderá unos 40 centímetros una vez se quiten todos los andamios. Este es el proceso de asentamiento normal para las estructuras de hormigón, por ese motivo, la altura que se le ha dado a la Tribuna es ahora mismo 40 centímetros más alta que antes, con la previsión de que hoy mismo se asiente a la altura adecuada”, ha explicada la alcaldesa.

Los trabajos en la tribuna se han desarrollado con total normalidad durante este año. En primer lugar se llevó a cabo el derribo de la estructura original, que tal y como se calificaba en un informe realizado en 2010 se encontraba en ’ruina física’.

La reconstrucción de la grada se ha realizado respetando el diseño original, manteniendo la misma dimensión, geometría, secciones y disposiciones. Se han utilizado materiales similares a los anteriores, con la mejoría de que se tratan de materiales renovables, naturales, autóctonos, de bajo consumo de energía y de mayor durabilidad.

La tribuna de la Ciudad Deportiva San Vicente ha necesitado una inversión de 850.000 euros para su renovación. “Ahora falta rematar la estructura con la impermeabilización de la cubierta y los pequeños detalles de la estructura”, ha asegurado Del Campo.

“Con esta actuación se recupera una de las edificaciones más emblemáticas de San Vicente. Hay que tener en cuenta que el pésimo estado de conservación en el que se encontraba impedía que se pudiera utilizar con normalidad, ya que suponía un riesgo para las vecinas y vecinos. Por fin ha llegado el momento de que está tribuna deje de estar acordonada y pueda ser utilizada para el fin con el que se creó”, ha subrayado Del Campo.