El Ayuntamiento cede por 60 años la alhóndiga a la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia

Presentación del acuerdo sobre la alhóndiga
Habrá que realojar al Banco de Alimentos y varias viviendas que actualmente usan este inmueble situado en la calle Murrieta Alcaldía anunció en septiembre de 2015 que en el edificio se iba a acoger a refugiados de la guerra de Siria   Se mantendrá la escuela de adultos, con 700 de los 3.800 metros cuadrados  El arquitecto Julio Touza asegura que el edificio tiene "nulo valor arquitectónico" pero se va a conservar su exterior y se reformará por completo en el interior 
El Ayuntamiento de Barakaldo ha cedido por un periodo de 60 años el edificio municipal de la antigua alhóndiga en favor de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral (FTSI), que lo rehabilitará para usos formativos con un coste de alrededor de tres millones de euros que serán aportados por la iniciativa privada. El acuerdo ha sido anunciado en un acto al que ha acudido el presidente de honor de la FTSI, el exministro socialista José Luis Corcuera. La alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), ha asegurado que esta actuación supone la creación de una "nueva escuela de aprendices del siglo XXI".  Las especialidades en las inicialmente trabajará esta "escuela de aprendices" serán turismo, hostelería, ciencias de la salud, informática o comunicaciones. El arquitecto del proyecto, Julio Touza, ha señalado que el inmueble de 3.800 metros cuadrados tiene "nulo valor arquitectónico" pero sí tiene valor histórico y emocional "que hay que salvaguardar". La intervención en el edificio, diseñado en 1949 por José Ignacio Gorostiza, necesitará una rehabilitación estructural integral dado el estado de degradación que tiene en la actualidad. Con conservación del exterior y reforma total del interior, la actuación incluirá un jardín vertical, terraza acristalada o plató de cine. Las obras se pretenden poner en marcha en septiembre próximo para que el centro de formación esté operativo en el curso 2018-2019. La obra permitirá hacer mejoras en la escuela de adultos mientras el Banco de Alimentos será reubicado en otros locales en José Zorrilla (Beurko). En el caso de las viviendas, las familias han sido realojadas.

Archivo |
> 18/05/2017. El PNV cede locales municipales a la asociación de Amigos de los Caminos de Santiago
> 05/05/2017. El PSE acusa de "mentirosa" a la alcaldesa por decir que no puede ceder Minas a La Milagrosa
> 04/05/2017. La alcaldesa se desdice y se muestra dispuesta a que La Milagrosa ocupe la escuela de Minas



Nota de prensa del equipo municipal de Gobierno (PNV)
Barakaldo pone en marcha la primera Escuela de Aprendices del siglo XXI junto a la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral

  • El Ayuntamiento y la Fundación alcanzan un acuerdo de uso del edificio de la alhóndiga por un periodo de 60 años y la rehabilitación integral de las instalaciones a cargo de la Fundación, que invertirá cerca de 3 millones de euros en los trabajos
  • El proyecto recuperará el modelo de formación de la antigua Escuela de Aprendices de Altos Hornos de Vizcaya, adaptado a las circunstancias y requerimientos de las empresas actuales
  • Está previsto que la escuela pueda estar operativa en el curso 2018-2019

El Ayuntamiento de Barakaldo y la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral llevan meses trabajando en la puesta en marcha de un proyecto que recuperará parte de la historia de la localidad volviendo al modelo de formación puesto en marcha por Altos Hornos de Vizcaya y rehabilitando uno de los edificios históricos de la ciudad, la Alhóndiga: la creación de la primera Escuela de Aprendices del siglo XXI.

Mediante la firma de un acuerdo marco que han presentado hoy en rueda de prensa la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, y el vicepresidente de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, Francisco Arana; el edificio que albergaba la antigua alhóndiga del municipio será rehabilitado íntegramente con el fin de convertirse en un centro de referencia en formación dual, o lo que es lo mismo, una nueva Escuela de Aprendices adaptada a las circunstancias y requerimientos de las empresas actuales.

“Este es un proyecto en el que hemos trabajado mucho en los últimos meses. Yo soy hija de uno de los antiguos alumnos de la antigua escuela de aprendices por lo que ver nacer este mismo modelo en el siglo XXI me parece muy emocionante”, ha explicado la alcaldesa de Barakaldo. “Creo que hoy ponemos en marcha uno de los proyectos más importantes para Barakaldo en los últimos años, porque en una misma iniciativa unimos oportunidades de futuro laboral para nuestras vecinas y vecinos y la recuperación de un edificio histórico que necesitaba una intervención urbanística”, ha detallado.

Para que esta iniciativa sea posible, el Ayuntamiento ha alcanzado un acuerdo con la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral a través del cual se cederá el uso del edificio por un plazo de 60 años, mediante el cual la propia fundación realizará una rehabilitación integral de las instalaciones. “Ha sido necesaria la coordinación de diferentes áreas municipales así como un gran trabajo por parte de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia por lo que quiero agradecerles el esfuerzo de los últimos meses para poder hacer realidad este bonito proyecto”, ha subrayado la alcaldesa.


APRENDER DEL PASADO CON LA VISTA EN EL FUTURO
Según ha comentado Astrid López de la Serna, directora de la Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, “llevamos tiempo trabajando en este importantísimo proyecto; es un reto ilusionante, nos hemos propuesto recuperar un modelo de formación y unas actividades formativas que en su día correspondieron a la Escuela de Aprendices de Altos Hornos de Vizcaya; hoy, sin actividad; y que vuelven a estar en el punto de atención de todos al ser, cada día más demandadas, tanto por el tejido empresarial como por el mercado laboral en general”.

La formación dual se está convirtiendo en una estrategia que permite alternar la formación en centros de estudios con la experiencia en centros de trabajo, integrando mejor los conocimientos teóricos y prácticos que requiere el sistema productivo. Así, se pretende promover un Centro de Formación para la cualificación y adquisición de experiencia de las personas desempleadas, utilizando la misma metodología a través de la cual se formaban los alumnos trabajadores de la Escuela de Aprendices.
“Esta escuela mira al futuro con una clara referencia a nuestro pasado y nos brinda la oportunidad de acoger un proyecto innovador, único, y que posiciona a Barakaldo como capital de Ezkerraldea”, ha matizado Del Campo.

Astrid López de la Serna ha destacado que “el valor añadido que la Fundación de Trabajadores aporta a este proyecto es sin duda la experiencia propia de sus integrantes; el voluntariado con el que contamos se forjó en la antigua Escuela de Aprendices de AHV y por lo tanto, trasladará a las nuevas generaciones su experiencia, su ilusión y un modelo formativo adaptado a las circunstancias y requerimientos de las empresas actuales”.

Y es que el ámbito de la formación y el mercado laboral ponen cada vez mayor énfasis en la especialización y en la experiencia, conseguida por vías como el popular learning by doing o “aprender haciendo”, imprescindible para el nuevo mercado laboral.


PLAZOS Y TITULACIONES
Se prevé que la nueva Escuela de Aprendices de Barakaldo pueda estar operativa en el curso 2018-2019. Primero, el arquitecto Julio Touza dirigirá la rehabilitación integral del edificio de forma que pueda ser habilitado para el fin para que el ha sido concebido. El edificio de 3.800 metros cuadrados, de los cuales 3.100 se destinarán a la escuela y, el resto, a la actual Educación Permanente para Adultos (EPA). Las instalaciones cuentan con una planta baja, un patio cubierto, dos plantas superiores “aunque en una parte importante el edificio cuenta con una sola planta alta, generando así un importante juego volumétrico de orden y simetrías muy propio de la época”, ha explica Julio Touza, arquitecto del proyecto.

La Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral realizará en estos trabajos de rehabilitación una inversión de cercana a los 3 millones de euros.

El proyecto curricular del centro y los planes anuales que se elaborarán en cada ejercicio incluirán una oferta formativa flexible y adaptada a la demanda empresarial teniendo en cuenta los cambios tecnológicos, económicos y sociales de cada momento. Tras un primer análisis se han detectado por una parte, necesidades formativas trasversales que son comunes a los diferentes sectores de actividad y, por otra, se ha iniciado la preselección de algunas áreas de formación, por sectores y por familias profesionales.


ACERCA DE FTSI
La Fundación de Trabajadores de la Siderurgia Integral, FTSI, nace vinculada al mundo de la siderurgia que tanto peso tuvo en la economía española y sobre todo en determinadas zonas del país como Euskadi, Asturias y Valencia.

La Fundación es un organismo vivo, que en sus 8 años de historia se ha convertido en un importantísimo cauce de participación del voluntariado senior, que colabora activamente en los proyectos de inserción sociolaboral dirigidos prioritariamente a jóvenes y colectivos desfavorecidos.
De este modo, la FTSI trabaja activamente en la puesta en marcha de experiencias e iniciativas laborales que potencian la solidaridad, promoviendo especialmente la formación profesional, la inserción laboral y la creación de empleo mediante la puesta en marcha de iniciativas concretas sobre todo en los tres puntos geográficos del país en los que está presente: País Vasco (sede central), Principado de Asturias y Comunidad Valencia.