>> www.barakaldodigital.com tiene licencia creative commons. Puedes copiar y distribuir nuestras noticias, pero señala de dónde las has tomado
Barakaldodigital.com

Inicio | Denuncias vecinales | Bienestar | Cultura | Economía | Política | Teatro Barakaldo | Balonmano Zuazo | Barakaldo CF | baloncesto | fútbol | balonmano | fiestas | publicidad@barakaldodigital.com | redaccion@barakaldodigital.com | Quiénes somos | RSS | Tarifas de publicidad

El PNV se desdice y plantea mantener el conjunto monumental de los cargaderos de Lutxana

cargaderos de Lutxana
El equipo de gobierno, del PNV, ha dado marcha atrás y se propone ahora mantener y rehabilitar los cargaderos y muelles de carga de Lutxana que el Gobieno Vasco va a declarar conjunto monumental. En octubre del pasado año, el equipo de gobierno remitió al Gobierno Vasco un documento de alegaciones en las que se mostraba contrario a la protección de estas infraestructuras, de los siglos XIX y XX, porque están "en ruina" y perjudicaban los proyectos urbanísticos previstos en la zona. Ese documento, fechado en octubre de 2016 y firmado por el concejal de Urbanismo, Jonan Uría (PNV), se conoció en agosto de este año, al darlo a conocer la coalición Irabazi. Ahora la alcaldesa, Amaia del Campo, ha señalado que se ha encontrado una solución para mantener el cargadero de Sefanitro. Así, el cubrimiento de la vía de Renfe será parcial "en el tramo correspondientes a la calles Zumalakarregi y Obispo Padre Olaetxea, hasta el cruce con Lutxana Minning", según se recoge en una nota del equipo de gobierno. Además, el Ayuntamiento ha consultado al Gobierno Vasco sobre las subvenciones a las que puede optar para "la rehabilitación y conservación de los cargaderos, tanto el de Lutxana como el de Orconera y los muelles de carga".

Archivo |
> 14/0872017. El PNV apuesta por demoler el cargadero del siglo XIX de la compañía minera La Orconera




Nota de prensa del equipo de gobierno (PNV)
Barakaldo recupera el proyecto urbanístico de Sefanitro y pide que sean los vecinos y vecinas de Lutxana quienes lo definan

La alcaldesa, Amaia del Campo, plantea como condición de este proceso que se mantenga a salvo el cargadero de la zona y que se lleve a cabo un proceso participativo en el barrio

“Nunca hemos creído en proyectos con grandes torres de cristal. Siempre hemos defendido que deben ser las y los vecinos quienes decidan cómo será su barrio”, ha indicado la alcaldesa

Barakaldo volverá a poner en marcha uno de los proyectos urbanísticos más importantes para la ciudad y, sobre todo, para el barrio de Lutxana. Los planes de expansión para la zona de la antigua Sefanitro se activarán de nuevo con la construcción de viviendas libres. Los promotores de los terrenos han mostrado su interés por urbanizar esos terrenos, y la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, les ha puesto dos únicas condiciones, que se respete el cargadero de Lutxana y que sean las propias vecinas y vecinos del barrio quienes definan el proyecto definitivo.

Los terrenos de Sefanitro llevaban años paralizados tras abandonarse la creación del proyecto Puerta Bilbao. El equipo de gobierno lleva meses trabajando en la recuperación de este proyecto, con el objetivo de que Lutxana pueda experimentar la expansión urbanística proyectada. En primer lugar, a la llegada de EAJ-PNV al gobierno se desbloqueo el problema con las y los cooperativistas, que llevaban más de seis años esperando una licencia de primera ocupación. Así, los cooperativistas quedaban libres de cualquier tipo de obligación hacia el Ayuntamiento. Además, pronto entrarán a vivir las y los propietarios de la última promociones de viviendas protegidas construida en la zona.

La recuperación de este proyecto es una noticia muy positiva, sin embargo la alcaldesa ha puesto sobre la mesa dos concisiones importantes que los promotores deberán cumplir para contar con el visto municipal.

La primera de ellas es el mantenimiento del cargadero, incoado el procedimiento para su protección el pasado año por Gobierno vasco en la categoría de Conjunto Monumental. El Ayuntamiento ha encontrado una solución que permitirá el mantenimiento de esta histórica estructura sin suponer un obstáculo para el desarrollo urbanístico de la zona. De esta manera, se ha planteado al Gobierno vasco la posibilidad de elevar la rasante y cubrimiento de la vía del ferrocarril únicamente en el tramo correspondientes a la calles Zumalakarregi y Obispo Padre Olaetxea, hasta el cruce con Lutxana Minning, y descender desde este cruce hasta alcanzar el nivel de la carretera actual.

“Solicitamos al personal técnico que buscará una alternativa que hiciera posible la permanencia del cargadero de Lutxana y los proyectos urbanísticos previstos en la zona. Esta alternativa se ha remitido al Departamento de Patrimonio del Gobierno vasco, a quien además le hemos consultado sobre las subvenciones a las que puede optar el Ayuntamiento para la rehabilitación y conservación de los cargaderos, tanto el de Lutxana como el de Orconera y los muelles de carga”, ha explicado la alcaldesa.

PARTICIPACIÓN DEL BARRIO
La segunda condición planteada a los promotores de los terrenos es la puesta en marcha de un proceso participativo para que sean las propias vecinas y vecinos de Lutxana quienes definan el proyecto y decidan qué equipamientos públicos quieren construir en esos terrenos.

“Siempre he dicho que no creía en proyectos con grandes torres de cristal. Con respeto a aquel proyecto siempre he defendido que Lutxana necesitaba un centro cívico con piscina y un campo de fútbol, pero serán las vecinas y vecinos del barrio quienes determinen a través de ese proceso de participación ciudadana cómo será su barrio”, ha indicado la alcaldesa.

“Se trata de una oportunidad ilusionante. Las y los vecinos de Lutxana contarán con un papel en blanco en el que poder plasmar las necesidades del barrio”, ha añadido Del Campo, que asegura que las promotoras parecen haber visto con buenos ojos el posicionamiento del equipo de gobierno.