El jardín botánico y Finca Munoa se transforman por un día en taller de pintura al aire libre

Decenas de personas han salido al jardín botánico de Barakaldo y a la Finca Munoa para celebrar el fin de curso de las casas de cultura con la realización de un taller de pintura al aire libre y una clase de taichí. A la sombra de los árboles para combatir el calor y la intensidad del sol, los participantes —en su inmensa mayoría, mujeres— han demostrado su habilidad sobre el lienzo y en sólo tres horas se han llevado a casa obras muy avanzadas que reflejaban desde el lago del botánico al palacete de Munoa o la vegetación de estos dos parques barakaldeses. También ha habido exclamaciones al observar el dibujo a carboncillo de la escultura de Eva que preside los jardines de Munoa. Al finalizar la sesión, foto de familia y sorteo de vale de 70 euros en material de pintura. María Jesús López se lo ha llevado en esta ocasión.

Jornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libre
Jornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libreJornada de pintura al aire libre
Jornada de pintura al aire libre