>> www.barakaldodigital.com tiene licencia creative commons. Puedes copiar y distribuir nuestras noticias, pero señala de dónde las has tomado
Barakaldodigital.com

Inicio | Denuncias vecinales | Bienestar | Cultura | Economía | Política | Teatro Barakaldo | Balonmano Zuazo | Barakaldo CF | baloncesto | fútbol | balonmano | fiestas | publicidad@barakaldodigital.com | redaccion@barakaldodigital.com | Quiénes somos | RSS | Tarifas de publicidad

Movilla: "Siento los colores del Barakaldo como propios. Espero nuestro camino vuelva a cruzarse"

Movilla junto a directivos dimisionarios
Movilla (segundo por la derecha), tras la rueda de prensa, junto a directivos dimisionarios
El despedido 'manager' y entrenador del Barakaldo CF se somete a una rueda de prensa de una hora sobre los motivos de la rescisión de su contrato Muestran su respaldo al técnico los directivos dimitidos las últimas semanas Movilla ha contratado un abogado para que busque un acuerdo sin tener que llegar a tribunales Reitera que su salida del club no supondrá una "carga para el socio" Reclama respeto y advierte de que se defenderá frente a las difamaciones  Tras mencionar que Iñaki Zurimendi compagina el Barakaldo con otro trabajo, reivindica plena dedicación al club para no estar "30 años más en Segunda B" 
Con los ojos llenos de lágrimas y voz entrecortada, el que fuera hasta el 13 de marzo 'manager' general y entrenador del Barakaldo Club de Fútbol, David Movilla, ha defendido su actuación en la entidad deportiva frente a las acusaciones que han justificado su despido y ha mostrado su esperanza en que su camino se vuelva a cruzar con el del equipo gualdinegro. "Siento estos colores como propios y espero que algún día nuestro camino vuelva a cruzarse", ha señalado muy emocionado Movilla dirigiéndose a la masa social y, especialmente, a las peñas. Lo ha hecho en una rueda de prensa en la que, además de los periodistas, han estado su equipo técnico y los directivos que han dimitido durante la actual crisis interna del Barakaldo —Marco García, Eneko Aldama, Unai Rivero y Fran Sánchez—, así como la que fuera secretaria directiva del club Elena Lekubarri. La comperencia ha servido para que Movilla negara los argumentos que el presidente del Barakaldo, Orlando Sáiz, proporcionó para defender el despido. No se extralimitó en sus funciones de 'manager' —ha dicho el 'manager' destituido—, no ha tomado decisiones sin consentimiento y únicamente ha realizado "acusaciones graves" sobre una persona —internamente y sobre el secretario técnico, Iñaki Zurimendi— y no sobre varias y estas acusaciones —no desveladas— se pueden demostrar con 36 páginas de pruebas.

Precisamente en relación a Zurimendi, ha señalado que estuvo a un paso del ser despedido a comienzos de 2016 y fue entonces cuando la directiva decidió designar a Movilla como 'manager', una función que el entrenador no quería, como tampoco pidió la renovación por tres temporadas que se firmó, una continuidad que condicionó a que también siguiera por el mismo tiempo el técnico deportivo.

Al asumir su nuevo rol, David Movilla ha señalado que encontró "cuestiones de cierta gravedad" que trató de resolver, en privado, con un Zurimendi afectado por la degradación de director a secretario deportivo. Finalmente, en febrero de este año Zurimendi elaboró para algunos directivos un informe sobre su jefe, documento en el que en "todo momento se falta a la verdad" y que Movilla considera el elemento que "mayormente" llevó a la junta a proponerle cesar como 'manager' para quedarse sólo como entrenador. En realidad, sospecha Movilla que el objetivo era empujarle a que él mismo dimitiera. El entrenador ha lamentado repetidamente que no le dejaran defenderse frente al informe "vergonzoso" de un Zurimendi al que ha acusado de atacarle, desprestigiarle y acusarle ante la junta directiva y "diferentes personajes" del mundo del fútbol.

En la rueda de prensa no se ha aclarado los motivos reales que están detrás del despido de Movilla, si se admite su argumento de que las razones oficiales no son ciertas. El técnico intuye motivos. Al respecto, ha indicado: "tal vez incomodes demasiado cuando haces muchas preguntas y quieres que el club crezca". Además, ha indicado de manera directa que el presidente Sáiz no apoyaba la renovación de Movilla: "Es notorio y evidente que mi renovación como 'manager' deportivo fue algo contrario a los intereses del presidente del club, por lo que no alcanzo a entender cómo se ha podido llegar a este escenario. Tanto el Barakaldo como yo mismo no hubiéramos salido tan perjudicados de esta situación si desde el primer momento se hubiera actuado con claridad siendo consecuente con los pensamientos propios o mayoritarios de la junta directiva", ha aportado en su declaración.

El 'manager', que ha asegurado que en 21 meses la directiva no le había reprochado nada, también ha negado cualquier argumento sobre la gestión económica. Un periodista le ha preguntado sobre la acusación a Movilla de causar un "quebranto económico" de 50.000 euros, según el documento no publicado de Zurimendi. El imputado lo ha negado y ha asegurado que los gastos de este año en plantilla serán entre 22.000 y 30.000 euros menos de lo presupuestado.



Comunicado de David Movilla


El motivo de esta convocatoria no es otro que el dar a conocer mi opinión sobre lo acontecido en las últimas fechas relacionado con los motivos de mi destitución como 'manager' y entrenador del Barakaldo, y las noticias aparecidas en ciertos medios que, a mi modo de ver, se alejan de la realidad.

Al igual que el presidente de la entidad a la que he tenido el privilegio de pertenecer, me siento como el inocente que tiene que demostrar su inocencia. Pero no es éste el motivo de esta comparecencia sino dar mi opinión de lo acontecido en los últimos días.

Hasta la fecha no me he pronunciado públicamente porque así se me instó a que lo hiciera y respeto sobremanera a esta entidad y a sus dirigentes. Ahora que ya no pertenezco al Barakaldo, no voy a revelar cuestiones internas más allá de las que son públicas porque sigo teniendo presente que por encima de las personas está la institución.

No voy a debatir públicamente cuestiones de ámbito privado, por lo que, tratando sólo de hacer mención a lo desgraciadamente para mis intereses filtrado y publicado en un medio de comunicación, entiendo que debo aclarar lo siguiente:

Sobre la filtración publicada el pasado 6 de marzo, quisiera remarcar, que el sábado 4 de marzo un medio de comunicación, presente hoy aquí en esta sala, se pone en contacto conmigo al llegarle unos documentos de ámbito privado y, antes de publicarlos, contrastar su veracidad y mi interés por difundirlos. Tras reconocer la autoría de dichos documentos, le pido que no los publique. Debo agradecer y reconocer su valor ético por encima de cualquier deseo de publicar unos documentos de claro interés periodístico, no publicándolos, estando en su pleno derecho a hacerlo. Dos días después, otro medio de comunicación publicó esos documentos, evidentemente en su pleno derecho.

Sobre lo aparecido en los medios, destacar que yo nunca me he enfrentado a la junta directiva del Barakaldo, como así se ha llegado a publicar, la cual me ha merecido y me merece el máximo respeto, como así se lo he demostrado siempre tanto en el ámbito privado como en todas las entrevistas y ruedas de prensa en las que se me ha cuestionado al respecto, ponderando su dedicación y buen hacer, y que si tenéis a bien tirar de hemeroteca, vosotros mismos podréis comprobar.

Respecto a las informaciones surgidas la semana pasada en torno a Iñaki Zurimendi, lo primero que quiero hacer en explicar y contextualizar la ocurrido con esta persona. Para ello me remonto a enero de 2016, cuando, por diferentes circunstancias que no voy a revelar aquí, Iñaki Zurimendi era cuestionado como director deportivo por la junta directiva, hasta el punto de plantearse de manera seria la destitución de sus funciones.

Por este y otros motivos, la junta directiva acordó nombrarme 'manager' general deportivo para las siguientes tres temporadas. Dentro de mis responsabilidades me atribuyeron la creación de una estructura y un organigrama deportivo para el óptimo desarrollo del club, tras lo cual exigí de manera innegociable, para mi renovación, la prolongación del contrato de Iñaki Zurimendi como secretario técnico por las mismas temporadas por las que se me ofrecía mi renovación.

En el organigrama que se planteó en su día se me pone como asesor de la junta directiva, en cuanto a ideas, como 'manager' —con el personal técnico que había y personal administrativo—. Este documento se me plantea, explica, detalla y profundiza sobre él.

A Iñaki Zurimendi este cambio de rol le suponía una inconvenciencia —como él me trasladó— en relación a su estatus en el mundo futbolístico y tenía cierto recelo de hacerla pública, a lo cual, yo, con el ánimo de que no se sintiera tan incómodo, el 27 de abril, una vez ya renovado —aunque se hizo público más tarde—, le propuse tres opciones para su cambio de rol:

  1. atribuirlo a su falta de disponibilidad, acreditada por su otra ocupación, y argumentar que su falta de disponibilidad le hacía pasar de director deportivo a secretario técnico
  2. yo renunciaba a mis funciones como 'manager', sólo siendo entrenador, siguiendo él siendo director deportivo del club, pero con la exigencia de estar mañana y tarde trabajando, como este club requería
  3. con mi contrato en mano y firmado, la propuse dimitir en mis funciones para la temporada siguiente para que él siguiera ejerciendo este cargo que él ostentaba hasta ese momento
Tras la renovación de su contrato y las diferentes gestiones en la configuración de la plantilla, soy conocedor de algunas cuestiones de cierta gravedad que trato de resolver siempre de manera interna, tratándolas directamente con él, como así lo hizo hasta en cuatro reuniones con él. 

En enero de 2017, Iñaki Zurimendi realiza un informe sobre mi persona para varios miembros de la junta directiva que se aleja radicalmente de la realidad sobre las diversas gestiones realizadas en las diferentes ventanas de mercado. Es un documento interno —yo no filtro documentos a medios— que me parece una auténtica vergüenza lo que aquí se dice, cómo se dice, con qué orientación se dice. Esto está en manos de la junta directiva. A mí me llega a través de una persona ajena al club. Y me parece una auténtica vergüenza hacer un uso de la información totalmente orquestada y orientada con unos fines —entiendo— poco éticos. En todo momento se falta a la verdad y no voy a entrar en más detalles sobre este informe porque, de verdad, siento vergüenza.

El secretario técnico es quien realiza un informe sobre su superior, en este caso sobre mi persona, y no al revés, como se ha publicado en diferentes medios. También entiendo que en cualquier otro club o empresa, lo habitual es solicitar informes de cualquier trabajador a su superior y no a la inversa, como ha ocurrido en este caso. También entiendo que están en su derecho a hacerlo.

En vistas a que, debido mayormente a ese informe, aunque hay otra serie de motivos, la junta directiva me plantea pasar a ser entrenador, cesando en mis funciones como 'manager', tan sólo solicito dar mi versión de lo acontecido, de manera insistente, pero se me remite a que lo haga por escrito, como así lo hago, remitiendo una copia, en la junta directiva del 27 de febrero, a cada uno de los 11 directivos que componían la junta en ese momento. Con ese documento dirigido a la junta, quise solicitarles la posibilidad de esclarecer lo acontecido, de manera insistente y de manera detallada, aportando testigos y conversaciones y mensajes de texto que acreditaban lo afirmado. En ningún momento se me dio esa posibilidad.

El documento que yo presento a la junta directiva, que se ha publicado —no sé si en su totalidad— venía orientado a que me dieran la posibilidad —lo único que pedía— de que supieran mi versión y mi versión acreditada, con un documento en el que no sólo puntualizo los 11 o 12 puntos del anexo II de ese informe sobre Iñaki Zurimendi, sino que los demuestro con conversaciones de texto con el señor Iñaki Zurimendi, representantes y futbolistas, que dejaban en evidencia el documento que él había presentado. Esto en ningún momento tuve la posibilidad de presentarlo y defenderlo, argumentarlo o incluso excusarme y pedir disculpas sobre las situaciones que ellos podían entender que no había obrado bien, que, como todo el mundo, tomo decisiones y me equivoco. Se puede en esta vida decir muchas cosas, pero entiendo que también hay demostrarlas, y yo con esto lo único que pretendí fue demostrar mi realidad.

También me sorprende que ningún medio haya preguntado —porque en aquel anexo, el único párrafo ponía que todas las acusaciones podían ser demostradas en caso de que así se requiera—, me sorprende profundamente que nadie haya tenido curiosidad en saber la veracidad de esos hechos. Pero, bueno, también entiendo cómo funciona esto.

Acabo con este tema diciendo que las lecciones de lealtad que he recibido las últimas semanas son siempre bien recibidas pero no tanto en este caso, como siempre he ido de frente, siempre le he defendido pública e internamente, como así lo pueden acreditar los exdirectivos aquí presentes, a nivel interno, y todas las entrevistas y menciones que hecho públicas a él. Mi forma de proceder es siempre ir de frente y resolver los problemas de manera interna. 

Mientras, por su parte, he sido atacado, desprestigiado y acusado ante la junta directiva y diferentes personajes del mundo del fútbol: jugadores, representantes y un montón de personajes vinculados.

Dejando este tema aparte, quisiera hablar sobre los motivos de mi despido hechos públicos el pasado 15 de marzo y que, según el presidente, como pone en mi carta de despido, fueron tres.

En primer lugar, en ningún momento me extralimitado en todas mis funciones como 'manager' y todas aquellas responsabilidades y tareas ajenas a lo meramente deportivo en las que he participado han sido reclamadas por la junta directiva desde la temporada pasada y de manera periódica. Me parece poco ético solicitar a un empleado realizar unas funciones ajenas a su responsabilidad y utilizarlo después como argumento principal para su posterior despido.

La única comunicación a la junta directiva que contenía acusaciones graves sobre algún empleado fue la ya mencionada del 27 de febrero relativas a Iñaki Zurimendi. También desconozco a quiénes se refiere el presidente del Barakaldo al decir 'empleados' en plural cuando creo que debería haberlo dicho en singular, pero él deberá explicarlo. Tales acusaciones son tan graves como los hechos que denuncio  y que no he tenido la oportunidad de demostrar, y que, todas esas acusaciones son demostrables.

En tercer lugar, nunca he tomado ninguna decisión de índole no deportiva sin el debido consentimiento del club. Mi labor en todo momento ha sido la de proponer ideas para que la junta directiva decidiera y, después, ejecutar las directrices que desde ahí se me marcaban. Siempre he respetado el órgano de gobierno de este club y siempre he estado con una intención de proponer ideas de abajo hacia arriba para que la junta directiva las aprobase o no y después ejecutarlas, como entiendo que es mi derecho y sobre todo mi obligación y responsabilidad en un club de esta entidad.

Dicho esto, quiero hacer una serie de reflexiones. En primer lugar, siento que he estado trabajando durante 21 meses sin ningún reproche por parte de la directiva que continúa dirigiendo el club, sin ninguna crítica, sin saber en qué me equivocaba, y la primera muestra de malestar sobre mis funciones ha terminado con mi despido, sin tener la oportunidad de argumentar, reconocer, enderezar o disculparme de los errores que haya podido cometer, que seguro han sido muchos pero nunca malintencionados.

En segundo lugar, decir los últimos tres meses han sido un verdadero calvario en el ejercicio de mis funciones. Siendo conocedor de las intenciones de parte de la directiva que quería que dimitiera o que estaba buscando un motivo que argumentara mi inminente destitución, cualquier decisión ha sido analizada con un único fin. Era consciente de ello. 

Es notorio y evidente que mi renovación como 'manager' deportivo fue algo contrario a los intereses del presidente del club, por lo que no alcanzo a entender cómo se ha podido llegar a este escenario. Tanto el Barakaldo como yo mismo no hubiéramos salido tan perjudicados de esta situación si desde el primer momento se hubiera actuado con claridad siendo consecuente con los pensamientos propios o mayoritarios de la junta directiva. Pero entiendo que estos cambios de dirección nos perjudican a todos. 

También creo que los errores que he podido cometer en el ejercicio de mis funciones han sido siempre con la mejor de la intenciones por el bien del Barakaldo, su mejora y su desarrollo. El nivel de exigencia que me he puesto conmigo mismo y con las personas que han trabajado conmigo en ocasiones ha podido generar fricciones y éstas a veces cuesta reconducirlas. Salir de nuestra zona de confort es incómodo y tal vez no haya sabido medir las consecuencias. La exigencia a veces genera fricciones. Depende de las dos partes el querer reconducirlas.

Por motivo del incumplimiento contractual por parte de la directiva del Barakaldo, me veo en la obligación de defender mi derecho laboral y mi honorabilidad a través de los medios que sean necesarios para ello. A día de hoy, no he denunciado al Barakaldo, como se ha publicado, ya que por mi parte voy a explorar todos los canales de comunicación posibles para llegar a un acuerdo sin llegar a ese extremo. Independientemente de ello, una vez más, reitero mi intención de que mis dos años de contrato quedan no sean una carga para el socio, por lo que una vez llegado a un acuerdo con el Barakaldo o si es un juez el que determine si mi despido es o no procedente, seré más explícito sobre mi intención de proceder al respecto.

Lamento profundamente todas las acusaciones orquestadas, que parecen de barra de bar, que circulan por los corrillos futbolísticos con fines que sólo los que las han iniciado sabrán. Intuyo que no son nada éticos y que deberán en las instancias pertinentes. Así mismo, emprenderé las acciones que correspondan sobre aquellas acusaciones, publicaciones o difamaciones que se alejen de la realidad y dañen de una manera u otra mi honorabilidad.

En los últimos días estoy siendo atacado y humillado por personas que, por lo visto, llevaban tiempo esperando el momento adecuado para hacerlo. Debo decirles que llevo 18 años en los banquillos, que para mí ser entrenador no es un trabajo, es mi vocación, mi 'hobby', mi pasión y mi ilusión, por la que he tenido que sacrificar muchas cosas en mi vida para poder dedicarme de forma profesional a ello. He pasado pro problemas de todo tipo y nadie me ha regalado nada para cumplir mi sueño. Desde hace ya 11 años, cada temporada en los banquillos me he dejado media vida, cuando digo media vida los digo de manera literal, metiendo una media diaria de 12 horas de lunes a domingo para ir avanzando y poder seguir creciendo en los clubes donde he estado, siempre de la mano. Porque me apasiona lo que hago y porque sé que es el único camino para alguien que no ha jugado al fútbol de manera profesional y que no se desenvuelve con destreza por el otro camino, por el que todos sabemos que es más corto pero a la vez menos gratificante. Por todo ello, pido respeto.

Para finalizar, quiero agradecer al Barakaldo la oportunidad que me dio en su día de pertenecer a un club centenario, con una historia para sentirse orgulloso y un futuro para estar ilusionado.

[…]

A los directivos que continúan, os doy las gracias por los servicios prestados. Espero y deseo que llevéis al Barakaldo a donde este club se merece.

A los directivos que dimitieron, vuestro amor a los colores, dedicación, rigor y sentimiento son dignos de elogio. Junto a los jugadores, sois los grandes artífices de la ilusión que se logró crear la temporada pasada y a la que se ha empezado a crear ésta.

A todos los jugadores que he tenido la oportunidad de entrenar en estas casi dos temporadas, sin su calidad y trabajo, nada de lo que he vivido hubiera sido realidad. En estos últimos tres meses, en los que intuíais que mi situación dentro del club era complicada, habéis demostrado trabajar por un escudo y eso honra vuestro trabajo sobremanera.

Al cuerpo técnico que me ha acompañado, su profesionalidad, rigor y exigencia han hecho más fácil mi día a día.

Y a Fernando, contigo el Barakaldo es más grande. Siento que no has sido sólo un utillero ni un lavandero ni un cocinero ni siquiera un mecánico o un manitas, has sido sobre todo un amigo.

No puedo dejar pasar esta oportunidad para dirigirme a toda la masa social de este club, con especial atención a las peñas. Quiero agradecerles, con mayúsculas, las muestras de cariño recibidas, tanto a los que me animabais como a los que me criticabais. Soy consciente de que lo habéis hecho con sentimiento y cuando algo se hace con corazón, merece mi respeto. Nunca podré devolver tanto afecto y de tanta gente. He intentado contestar a todos los que me han escrito para mostrarme su apoyo, espero no haberme dejado a nadie. Me habéis ganado para siempre, allí donde esté. Seguiré al Barakaldo, sus derrotas, nuestras derrotas, serán sentidas y los éxitos que lleguen serán mi alegría. 

Soy un profesional del fútbol, pero me dedico a esto con pasión y sentimiento. Siento lo que hago y siempre digo lo que siento. Por eso quiero deciros que siento estos colores como propios y espero que algún día nuestro camino vuelva a cruzarse. Si algo he aprendido en este club es que ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos porque juntos somos más fuertes.

[…]




Archivo |
> 17/03/2017. Fútbol | La directiva del Barakaldo CF anuncia "al final de temporada" una asamblea "informativa"
> 16/03/2017. Fútbol | La peña Colectivo Gualdinegro pide la renuncia del presidente del Barakaldo CF
> 15/03/2017. Fútbol | Movilla anuncia acciones legales contra el Barakaldo por su honor y derecho laboral 
> 15/03/2017. Fútbol | El Barakaldo CF justifica el despido de Movilla por extralimitarse en sus funciones
> 13/03/2017. Fútbol | La junta directiva del Barakaldo CF despide al 'manager' y entrenador David Movilla
> 13/03/2017. Fútbol | Gonzalo Arconada será el entrenador del Barakaldo CF en sustitución de David Movilla
> 11/03/2017. Fútbol | Las peñas de Baraka 1917 Hintxak piden al Barakaldo CF una asamblea extraordinaria
> 08/03/2017. Fútbol | El delegado del Barakaldo CF Fran Sánchez también dimite de la junta directiva
> 07/03/2017. Fútbol | La directiva del Barakaldo CF se querella por difamación y no aclara el futuro de Movilla
> 06/03/2017. Fútbol | La junta directiva del Barakaldo CF ha perdido a siete integrantes desde su formación
> 05/03/2017. Fútbol | Movilla reclama respeto en lugar de mentiras y habla de su salida del Barakaldo CF
> 05/03/2017. Fútbol | El Barakaldo empata a 0 con el Sanse mientras la grada revela un conflicto interno
> 28/02/2017. Fútbol | Dimiten por "motivos personales" tres directivos del Barakaldo CF