El Ayuntamiento destina 250.000 euros a asfaltar 14 calles y poner reductores de velocidad

Calle Buen Pastor, en Lutxana
La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo (PNV), ha anunciado el inicio del proceso de contratación para realizar el asfaltado y colocación de reductores de velocidad en 14 calles de los barrios de Cruces, Burtzeña, Llano, Lasesarre, Retuerto, Zubileta, Larrea y Gorostiza. Los trabajos, que durarán dos meses a partir de la adjudicación, implican el "fresado, asfaltado y señalización vertical y horizontal", además de instalación de seis reductores de velocidad, tres pasos de peatones elevados y un paso de peatones "común".

Calles. Zubileta 50, 22 y entre 64 y 74 / Rubén Darío / Andikollano entre 53 y 55 / Anaitasuna / Mendía / La Siebe / Zubileta / Zurbarán / Zumalacárregui / Buen Pastor / Errotabarría / Arriotxe / Bazigorta / Luekubarri / Elorriaga / Bituritxa / Labróstegui / Anaitasuna / Bengolea


Nota de prensa del equipo de Gobierno municipal (PNV)
El Ayuntamiento de Barakaldo invertirá 250.000 euros en mejorar el asfaltado de 14 calles de la ciudad
Las obras se extenderán por las zonas de Gurutzeta, Burtzeña, Llano, Lasesarre, Retuerto, Zubileta, Larrea y Gorostiza

El Ayuntamiento de Barakaldo va a llevar a cabo una importante actuación para mejorar el asfaltado la ciudad. El mal estado del firme que presentan varias calles del municipio, en las que se ha desgastado el suelo y han aparecido baches, ha llevado al equipo de gobierno a crear este proyecto, con el que se actuará en 14 calles. También se colocarán diferentes reductores de velocidad y pasos de cebra elevados a fin de mejorar la seguridad de los peatones.

En concreto, las actuaciones llegarán hasta las zonas de Gurutzeta, Burtzeña, Llano, Lutxana, Lasesarre, Retuerto, Zubileta, Larrea y Gorostiza. El Área de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales ha llevado a cabo un análisis global del municipio para seleccionar qué calles necesitaban que se lleve a cabo una mejora en la capa de rodadura de aglomerado asfáltico. De este estudio han resultado obras necesarias en las calles Andikollano, Zubileta, Zurbaran, Zumalakarregui, Rubén Darío, Mendia, Buen Pastor, Errotabarria, Arriotxe, Bazigorta, Lekubarri, Elorriaga y Bituritxa, Labrostegi, Anaitasuna, Bengolea y La Siebe.

Los trabajos consistirán en el fresado, asfaltado y señalización tanto horizontal como vertical. “Creíamos que era necesario hacer un estudio que determinase el estado del asfaltado de la ciudad y así poder tomar medidas en aquellas zonas que se encontrasen en peor situación. Lo que presentamos hoy es el resultado de ese estudio que permitirá mejorar el tránsito por la ciudad, desapareciendo las molestias que el estado del firme generan y haciéndolo más cómodo para las y los conductores”, ha indicado Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo.


DESCRIPCIÓN DE LAS ACTUCIONES
Las actuaciones más importantes serán las de la calle Zubileta, Ruben Darío, Andikollano, Anaitasuna y Mendia. En la primera de ellas, se actuará en tres zonas diferentes –entre los números 64 y 74; en el número 50, y a la altura del número 22- en los que se fresará y asfaltará la calzada y se colocarán un nuevo paso de peatones y dos reductores de velocidad.

En Rubén Darío, se fresará y aglomerará la calle entera, incluyendo el víal de circulación, las zonas de aparcamiento y los espacios destinados a maniobra.

Andikollano, además del fresado y asfaltado de los viales y el aparcamiento entre los números 53 y 55, se sustituirán cuatro tapas de arquetas de pluviales y fecales que actualmente se encuentran dañadas.

En el arreglo de Anaitasuna se ejecutará de un microaglomerado tanto en el vial como en la parada del autobús. “El envejecimiento del firme ha provocado que se vuelva resbaladizo y al tratarse de una superficie en pendiente es necesario aportar una solución que garantice la seguridad de las y los conductores”, ha añadido la alcaldesa.

La calle Mendia, por su parte, mejorará su asfaltado en las zonas donde el pavimento está deteriorado o se han formado baches, pero también verá renovada las aceras existentes en la zona mediante la pavimentación de las mismas a base de asfalto fundido.

El resto de actuaciones que llevará a cabo el Ayuntamiento de Barakaldo consisten en el fresado y posterior asfaltado de las calles, salvo en La Siebe, donde se instalarán dos tramos de barrera bionda “para evitar los riesgos que conlleva el talud lateral existente”, ha explicado Del Campo.

Además de mejorar el estado del firme, este proyecto municipal contempla la instalación de 6 reductores de velocidad, tres pasos de peatones elevados y un paso de peatones común. “El asfaltado hace más cómodos los desplazamientos en la ciudad pero es nuestra obligación proteger al peatón ante las altas velocidades y mejorar su accesibilidad entre ambos lados de la carretera, por eso hemos optado por la instalación de estos reductores y el pintado de nuevos pasos de peatones”, ha concluido la alcaldesa.

El plazo de ejecución de las obras descritas sería, aproximadamente de dos meses, y el coste del proyecto íntegro asciende a los 249.347.68 euros IVA incluido.