>> www.barakaldodigital.com tiene licencia creative commons. Puedes copiar y distribuir nuestras noticias, pero señala de dónde las has tomado
Barakaldodigital.com

Inicio | Denuncias vecinales | Bienestar | Cultura | Economía | Política | Teatro Barakaldo | Balonmano Zuazo | Barakaldo CF | baloncesto | fútbol | balonmano | fiestas | publicidad@barakaldodigital.com | redaccion@barakaldodigital.com | Quiénes somos | RSS | Tarifas de publicidad

Las monjas de Hijas de la Caridad colocan el candado definitivo al colegio La Milagrosa

"Es viernes día 21 de julio de 2017, día en el que nos vamos definitivamente de nuestro cole ¡Vaya kaka!"
Almu, Izaskun, Delia, Iratxe, Águeda y Mari Carmen
"Hemos dado la explicación donde había que darla y en más de una ocasión". Es todo lo que está dispuesta a decir al periodista la religiosa de la congregación Hijas de Caridad que sale de las instalaciones que han acogido en Barakaldo el colegio La Milagrosa. El empleado del área económica que le acompaña se queda un poco desconcertado ante la contundencia de la contestación, pero la monja sigue adelante, sin mirar atrás. Se marcha tras recoger todas las lleves y realizar la auditoría de los bienes. En las semanas de negociación para despedir a los 42 trabajadores ha tenido que escuchar más de un reproche y algunas pitadas. Pero ésta es una jornada diferente. Ha sido una mañana, otra vez, llena de ojos inundados de lágrimas, que unas contienen mejor que otras —apenas han acudido un par de padres, son casi todas madres—. Es viernes 21 de julio de 2017, el último día que el edificio está al servicio de La Milagrosa. Almu (13 años trabajando en La Milagrosa), Izaskun (16), Delia (23), Iratxe (13), Águeda (22) y Mari Carmen (21) han vivido su última jornada de trabajo atendiendo a los niños de la guardería. Con este cierre se pone el punto y final definitivo al colegio, cuyos más de 300 estudiantes de Primaria y Secundaria terminaron sus clases el 20 de junio, en otra de las jornadas de dolor para muchas familias, para maestros y para trabajadores de administración y servicios vividas desde comienzo de año.


Las últimas familias que salen de La MilagrosaSalvo Almu e Izaskun, que podrán entrar en bolsas de trabajo para las guarderías del consorcio Haurreskolak de Gobierno Vasco, el resto de las trabajadoras con los niños más pequeños no tiene ninguna perspectiva laboral salvo cobra la prestación por desempleo. Sin euskera acreditado, lo tienen difícil. Entre todas, reparten los pañuelos de papel. "Ha sido traumático", reconocen. Algunos de los niños que ellas han cuidado han acudido para despedirse. Son "niños" que ahora estudian Secundaria. En dos décadas han trabajado con cientos de pequeños, incluidos los de sus propias compañeras del colegio.

Los últimos niños que salen de La MilagrosaEn un momento como éste, al menos sienten el consuelo del agradecimiento que les han expresado los padres. Por lo demás, se sienten "vapuleadas". Incluso por parte del Ayuntamiento de Barakaldo, que sin valorar el momento que sufren y sin valorar que todavía les quedaban cuatro días de actividad y había bebés, ha realizado las obras de asfaltado del patio de acceso compartido con el conservatorio. Durante años y durante los últimos meses, el consistorio no ha facilitado la salvación, y ahora, con el cadáver aún caliente de la escuela, se hacen trabajos que además se ponen en marcha en la jornada festiva del 17 de julio.

Los padres recogen a los niños el último día de la guardería de La Milagrosa"No entendemos el porqué del cierre de algo que funciona", indican las trabajadoras. La guardería, como el colegio, no tenía problema de falta de estudiantes. No ha necesitado hacer publicidad para que se formaran colas de las familias que querían inscribir a sus hijos de cero a dos años.

Si entre las trabajadoras se observa una sensación a abatimiento, entre algunas madres lo que predomina es la indignación. No entienden especialmente la actuación de los responsables políticos, que se han mostrado incapaces de evitar el cierre después de semanas de promesas y declaraciones de que se iban a esforzar para evitar la desaparición del centro.

Pizarra con el último mensaje de las trabajadoras de la guarderíaPor la puerta del colegio sale llorosa una antigua alumna y ahora madre de una de las pequeñas que ha estado en la guardería. "¿Nos volveremos a ver?", pregunta. "Sí, seguro", le dicen Itzi y Pepi en recepción. La puerta de salida, ha colocado un cartel con la foto de un bebé con gesto de fastidio. "Es viernes día 21 de julio de 2017, día en el que nos vamos definitivamente de nuestro cole ¡Vaya kaka!" En la verja, un candado no deja lugar a dudas: el colegio La Milagrosa ha cerrado.
La verja con candado tras salir el último día todos los niños de La MilagrosaLa verja con candado tras salir el último día todos los niños de La MilagrosaLas instalaciones vacías tras la marcha de todos los niños el último día en La MilagrosaLas instalaciones vacías tras la marcha de todos los niños el último día en La Milagrosa



Archivo |
> 11/07/2017. El colegio La Milagrosa ha cerrado
> 02/07/2017. El colegio muerto de La Milagrosa: un tesoro histórico de incierto futuro
> 22/06/2017. Los trabajadores de La Milagrosa gritan "¡Mentirosos!" a los responsables del cierre
> 20/06/2017. La Milagrosa llora su final