Una jornada multicultural deshace prejuicios sobre las mujeres y el islám y el ramadán

Las mujeres musulmanas explican su experiencia en el ramadán
La comunidad procedente de Marruecos vive con inquietud la represión en Alhucemas
Exactamente a las 21.51 horas termina el periodo de ayuno para los musulmanes practicantes este sábado 10 de junio —la hora cambia según se alargan los días—. En ese momento, los varones que atienden el llamado a la oración comen un dátil, realizan las plegarias durante unos minutos y comienza el 'iftar', la comida comunitaria que cada día pone fin al ayuno del ramadán: todos los asistentes pueden comer y beber. Algunos asistentes llevan alrededor de 17 horas —desde las 4.44h— sin ingerir agua ni alimento sólido. En esta ocasión, en los locales del club de tiempo libre Ainara, de Rontegi, medio centenar de personas, de todas las confesiones, comparte platos tradicionales del norte de África. El promotor de este encuentro es la asociación de jóvenes bereberes Agharas, junto a la Fundación Ellacuría y el proyecto Somos Rontegi Gara de la asociación de vecinos de Rontegi. 'Compartiendo experiencias, estrechando lazos' en el lema de la jornada, este año centrado en cómo viven las mujeres el ramadán. El coloquio, que revela que no hay una visión única del islám, permite a los asistentes aclarar todas sus dudas y curiosidades.

En la mesa, como ponentes, se sitúan tres mujeres musulmanas, dos de ellas con pasaporte marroquí —Fátima Hridej y Hayat Khamriche— y otra de origen local, Sumaya del Peral Torre, de la asociación Bidaya de mujeres musulmanas. Khamriche es la única que usa velo. Tienen cada una una visión distinta del islam y del ramadán. Es la misma pluralidad que también se desprende de los comentarios que realizan los varones.

Jornada sobre el ramadánNo hay preguntas tabú ni respuestas previsibles según los prejuicios de la sociedad. Hayat Khamriche explica que su esposo le ayuda para preparar la comida. Admite que seguramente no lo haría en Marruecos, pero están en Barakaldo. Entre el público, una asistente musulmana lamenta que en las mezquitas hay espacios separados por sexo y que los destinados a la mujer no están aquí tan limpios como los de los varones. Fátima Hridej y Sumaya del Peral advierten de que en La Meca todos rezan juntos. La separación en las mezquitas de varones y mujeres "no tiene nada que ver con el islam", señala Hridej. El islam no es igual en todas partes y no todos comparten la misma visión. Hayat Khamriche no está de acuerdo con las mujeres imanes, pero sí lo está Del Peral y explican que ya ocurre en países nórdicos.

Las intervenciones permiten conocer lo básico sobre el ramadán, el mes sagrado de la religión musulmana. El ayuno se guarda desde el alba hasta la puesta del sol. En el teléfono móvil, una fotografía muestra la tabla de horas que señala el momento en el que comienza el 'iftar' y cuándo no se puede volver a comer ni a beber nada. Las niñas no guardan ayuno hasta la edad en que comienzan con el periodo y también quedan exentas las mujeres cuando amamantan a sus hijos o cuando el médico no lo recomienda por el embarazo u otras razones de salud. Si están enfermas, como les sucede a los varones, pueden comer y beber, y recuperar más tarde la jornada de ayuno.

El mes sagrado, relatan, es el momento para mejorar individualmente como ser humano y, cuando se pone el sol, se valora la comida y permite a los practicantes ponerse en la piel de quienes viven en la pobreza. En casa de Khamriche, se aportan seis euros por cada uno de los cuatro miembros de la familia —dos adultos y dos niños— y se destinan a los pobres, que se entregan el último día del periodo de ayuno. El ramadán remite a algunos de los asistentes a la infancia, a cuando la abuela les permitía hacer ayunos de medio día o la tradición en algunos lugares de Marruecos de realizar regalos a los varones y organizar una fiesta para las niñas, al estilo de la puesta de largo que se realizaban antiguamente en España o los quince que se aún se celebra en América Latina.

Jornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadánJornada sobre el ramadán