El PNV aumenta el recorte de presupuestos al inyectar menos sobrante que en 2016

La alcaldesa, en un pleno
La alcaldesa habla de "ser más rigurosos que nunca con el gasto" Alega de nuevo las condenas por proyectos urbanísticos y la reducción del dinero de Diputación para financiar a los Ayuntamientos
El recorte de los presupuestos del Ayuntamiento de Barakaldo para 2017 será mayor al inicialmente previsto. Si las cuentas señalaban ya una pérdida de casi tres millones de euros en el presupuesto oficial —106 millones—, la cifra cae otros 300.000 euros porque el dinero sobrante del año anterior que se suma será esta vez de 1,4 en lugar de 1,7 millones. De esta manera el resultado de presupuesto más sobrante —crédito adicional— supone 107,4 millones de euros en 2017 frente a los 110,6 del curso pasado. La alcaldesa, Amaia del Campo (PNV), ha defendido que la propuesta económica que presenta "permitirá mantener los servicios municipales" y ha vuelto justificar los recortes por los "compromisos judiciales" del consistorio, expresión con la que ha evitado mencionar las condenas millonarias por operaciones urbanísticas, especialmente vinculadas a Megapark. La mandataria ha hablado además de "ser más rigurosos que nunca con el gasto" porque, además de las sentencias, se prevé que Diputación entregará este curso para financiación municipal —Udalkutxa— 1,1 millones de euros menos que en 2016. "El objetivo marcado por el equipo de gobierno para este 2017 es el de realizar un presupuesto realista, acorde a la difícil situación económica del Ayuntamiento", sostienen los nacionalistas.

Archivo |
> 19/06/2017. El PNV presenta con ocho meses de retraso un presupuesto de 106 millones con recortes



Nota de prensa del equipo de Gobierno (PNV)
Un presupuesto de 107 millones de euros permitirá mantener los servicios municipales

  • El borrador presentado por el equipo de gobierno contempla al igual que el pasado año un crédito adicional de 1.399.787 euros
  • Capítulos como el de Acción Social o el de Cultura experimentan un ligero aumento mientras que Alcaldía y Disciplina Urbanística descienden
  • Parte del presupuesto destinado para las inversiones ha sido escogido por los barakaldesas y barakaldeses a través del Presupuesto Participativo que se traduce en 27 proyectos urbanísticos y servicios

Barakaldo contará con un presupuesto de 107.382.193 euros. Esta es la propuesta que ha elaborado el equipo de gobierno y que presentó durante la mañana de ayer a los partidos de la oposición. Se trata de un proyecto que prioriza el gasto para continuar manteniendo los servicios que presta el Ayuntamiento a la ciudadanía y mantener los incorporados el pasado año por EAJ-PNV.

El equipo de gobierno ha presentado un borrador que incluye el presupuesto municipal de 105.982.406 euros y un crédito adicional 1.399.787 euros a cargo del superávit. “Esta fórmula ya fue aplicada el pasado año con el mismo objetivo. Una vez abonados los compromisos judiciales del Ayuntamiento se invertirá el ahorro sobrante del pasado año para continuar prestando servicios a las barakaldesas y barakaldeses”, ha explicado Amaia del Campo, alcaldesa de Barakaldo, acompañada por Danel Sola, concejal de Hacienda.

El pasado año se presentó un presupuesto y un crédito adicional que sumaba los 111 millones de euros. Tal y como se explicó a su aprobación, el 1 de julio del pasado año, el presupuesto contemplaba la posibilidad de financiación mediante un préstamo de 5 millones para hacer frente a los compromisos de financiación de Bilbao Ría 2000. “Por suerte, la situación del organismo ha cambiado y en el último año ha logrado vender parcelas e iniciar urbanizaciones nuevas, alguna de ellas en Barakaldo por lo que no se ha tenido que recurrir a ese préstamo”, ha explicado Del Campo.

Así, el posible ingreso y posterior gasto de 5 millones de euros que se preveía el pasado año no ha sido necesario por lo que el presupuesto real de 2016 ha ascendido hasta los 105,8 millones de euros (incluido el crédito adicional de 1,9 millones presentado junto al presupuesto aprobado en 2016).
El montante presentado ayer a la oposición es, por lo tanto, 1,5 millones de euros superior al del pasado año; un aumento que se corresponde principalmente con la subida salarial del personal municipal.


INGRESOS Y GASTOS
A pesar de ser el segundo año consecutivo en el que se aprueba una congelación generalizada de tasas e impuestos, el Ayuntamiento experimentará un aumento en los ingresos propios. Concretamente, se recaudará un millón más a través del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por el tipo especial incrementado a las grandes superficies y empresas, y a través del recargo a las viviendas vacías.

Además, se calcula que se lograrán 500.000 euros a través del Impuesto sobre Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO) se obtendrán 500.000 euros más que el ejercicio anterio debido a los proyectos urbanísticos que se están desarrollando en la ribera de la ría, la zona de Sefanitro…

Los ingresos externos, en cambio, contemplan una nueva reducción en la aportación que realiza de manera anual Udalkutxa, que en 2017 es de 1,1 millones menos que en 2016. En lo que va de legislatura, el Ayuntamiento ha visto reducida la cantidad que recibe de Udalkutxa en un total de 4,4 millones. “Esta situación, unida a las obligaciones judiciales del Ayuntamiento nos lleva a ser más rigurosos que nunca con el gasto”, ha matizado Del Campo.

El objetivo marcado por el equipo de gobierno para este 2017 es el de realizar un presupuesto realista, acorde a la difícil situación económica del Ayuntamiento, que garantice la calidad de los servicios municipales, impulsando al empleo, reactivando la economía de la ciudad a través de actividades a pie de calle y permita continuar cumpliendo compromisos con la ciudadanía con la materialización de los primeros Presupuestos Participativos.

Si se analizan por sectores, recursos humanos supone un tercio del presupuesto, con 35,4 millones de euros, una subida del 2% con respecto al pasado año debido, principalmente, al aumento del 1% en el salario del funcionario.

Tras Recursos Humanos, el capítulo con mayor presupuesto es el de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales, que este año manejará 33,3 millones de euros para la mejora de la ciudad, 1,5 millones menos que el pasado año. “Es importante aclarar que las barakaldesas y barakaldeses han contado con 1,1 millones de euros para realizar las inversiones que consideraban más necesarias para la ciudad.

Esas actuaciones, 27 en total, conforman los proyectos estrella de los presupuestos de este año, muchos como inversiones y muchos otros como nuevos servicios a la ciudadanía”, ha explicado Sola. La instalación de un parque infantil en la calle Magallanes o la mejora de la visibilidad de la Finca Munoa desde el exterior son alguno de los proyectos seleccionados por la ciudadanía.

Además, se destinarán 1,5 millones de euros a continuar mejorando la ciudad y sus los barrios”. Este capítulo también aportará 150.000 euros para hacer más llevadera a las barakaldesas y barakaldeses la rehabilitación de viviendas y colocación de ascensores.

APERTURA DEL ALBERGUE Y ATENCIÓN DIURNA PERSONAS SIN HOGAR
El capítulo social, que contempla las áreas de Acción Social, Cooperación, Educación, Prevención de Drogodependencias y Mujer contempla 16,4 millones de euros, frente a los 15,5 millones del pasado año. “En los próximos meses se pondrá en marcha el nuevo albergue permanente de Barakaldo, el primero de la comarca”, ha indicado Sola.

Por otro lado, el presupuesto contempla una reducción en el apartado de las subvenciones de Acción Social, ya que alguna de las prestaciones objeto de la subvención pasarán a prestarse a través de convenios o contratos, una fórmula más estable para garantizar los servicios. “Con esta fórmula se materializará una de las peticiones de las vecinas y vecinos, mejorar la atención diurna a las personas sin hogar, que se realizará junto a la entidad Goiztiri”.

Se mantiene en el proyecto de presupuestos el importe destinado a Ayudas Sociales como el pasado año, aunque tal y como se anunció, una vez aprobadas las cuentas se llevará a cabo la incorporación de los 60.000 euros recaudados en 2016 gracias al control del fraude realizado por el área durante el último año. También se ha hecho una apuesta por la igualdad aumentando la partida de Mujer para mejorar la atención a las víctimas de violencia de género.

MÁS TOPALEKUS Y MEJORAS EN INSTALACIONES DEPORTIVAS
El capítulo cultural cuenta este año con 10,6 millones de euros para las áreas de Cultura, Juventud, Euskera y Deportes, un 6% más. En este sentido, se habilitarán dos nuevos topalekus para las y los jóvenes de la ciudad en el CIS y en Lurkizaga; se dotará de comedor a las colonias urbanas y se ampliarán las actividades infantiles y juveniles en la calle a través de las diferentes iniciativas de los Presupuestos Participativos.

El equipo de gobierno ya aumentó el pasado ejercicio un 35% las ayudas a asociaciones culturales y las bonificaciones introducidas para el estudio del euskera y mantiene el compromiso en el proyecto de este año. Además, se aumentará el apoyo al euskaltegi y la partida destinada a poner en marcha acciones de promoción del euskera.

El ámbito deportivo viene cargado de mejoras escogidas por las barakaldesas y barakaldeses. En este sentido, se renovará el césped artificial del campo de fútbol de Serralta; se sustituirá la cubierta del pabellón exterior del campo de hockey, se creará un aterpe en el campo de hierba de Lasesarre; se instalará una tribuna en el campo de Ansio; se rehabilitará el frontón de La Siebe y se instalarán aparatos de gimnasia en la zona pública de Megapark, Retuerto, Lutxana y se mejorarán las pistas de skate de Urban.

La apuesta por la promoción del Empleo y la actividad económica en Barakaldo se traduce en este borrador de presupuestos con un aumento del 5% del presupuesto. Otras áreas como Alcaldía y Disciplina Urbanística, por su parte, verán reducidas sus partidas en un 18 y un 11,3% respectivamente.

Los partidos políticos cuentan desde ayer con 15 días hábiles para presentar sus enmiendas y propuestas al presupuesto de 2017, que fue presentado en una reunión con todas y todos los portavoces políticos en compañía del Interventor Municipal; una reunión explicativa que se llevó a cabo por primera vez el pasado año, atendiendo a las recomendaciones del propio interventor.