La hostelería despide 2016 con alianzas para aprovechar Nochevieja y hasta con feria de pan

Agenda de nochevieja
Los locales de hostelería apuestan mayoritariamente por la música y los cotillones para celebrar el final de 2016 y comienzo de 2017, y una parte de ellos lo hace en alianza para rentabilizar mejor la ocasión. Para el día, la música es la apuesta central, aunque no es la única opción. La diferencia la marca en esta vez la taberna Adnarik, en la plaza Europa, que tiene cotillón de madrugada, pero por la mañana ha organizado una inesperada feria y taller infantil de pan, que incluye degustación y venta de distintas variedades producto, desde las 11.30 hasta la hora de comer. Nochevieja pone además sobre la mesa la creciente unión de fuerzas del sector en los barrios. Así, los hosteleros de San Vicente, en proceso de creación de una asociación, han hecho campaña única para difundir que una docena de ellos abre de madrugada, para celebrar el año nuevo. Lo mismo han hecho en Zuazo, que ya tenía una promoción navideña de 'ruta del cava' y ahora anuncia media docena de establecimientos que con fiesta tras las uvas. La discoteca Anaconda, en Lasesarre, sí llama cotillón a su fiesta. las entradas anticipadas estaban a precios entre 35 y 40 euros, y esta misma noche sube a 45. La entrada incluye guardarropa, cuatro consumiciones y una boleto para la fiesta en Reyes. Música con pinchadiscos —disyóquey— desde la 1.00 y con entrada gratis es la apuesta de los bares del grupo Zona Barakaldo —Ben, Androides, Puntazo y Pózimas—, en el entorno de la calle Juan de Garay, que añaden una bolsa de cotillón, hasta agotar existencias. Salvo por la bolsa de cotillón, es la misma oferta de la discoteca Mombä, en la calle Zaballa. En esta zona, como en los barrios, la opción de los bares y pubs, como siempre, es abrir tanto para celebrar la tarde, previa cena, como la noche, a partir de la 1.00 o 1.30 horas.