2 años de Gobierno PNV | Berri-Otxoak acusa al PNV de incumplir sus promesas sociales

Concentración ante el Ayuntamiento
El grupo recuerda que los nacionalistas prometieron un Departamento de Urgencias Sociales, dar cita de asuntos sociales en menos de 10 días o crear una ventanilla única de Acción Social
La plataforma contra la exclusión social Berri-Otxoak ha denunciado los "incumplimientos sistemáticos" de las promesas electorales en materia de acción social que el PNV realizó para alcanzar la alcaldía de Barakaldo hace ahora exactamente dos años. El colectivo ha recordado que los nacionalistas anunciaron en campaña un "Departamento de Urgencias Sociales" pero, paradójicamente, acaba de suprimir el servicio de emergencias que existía hasta ahora. "No sólo incumple las promesas realizadas a los vecinos de Barakaldo sino que incluso da un giro de 180 grados", ha destacado Berri-Otxoak, que ha señalado que se prometieron citas en menos 10 días en servicios sociales pero ahora la demora alcanza los dos meses, o que el PNV se comprometió a una ventanilla única de servicios sociales pero actualmente son un "auténtico laberinto".


Nota de prensa de Berri-Otxoak
El equipo municipal ha decido aplicar una política de recortes frente a la cada vez mayor demanda de ayudas en la localidad. Un claro ejemplo de las consecuencias de esta apuesta por los ajustes sociales es la situación de Ángel: joven de 23 años que vive en un habitáculo bajo un puente en Cruces desde hace cerca de cinco meses.

Circunstancia que no le es ajena al equipo de Gobierno cuando la pasada semana, y en varias ocasiones, diferentes patrullas de la Policía Municipal se han personado para comprobar si seguía residiendo en este espacio.

Cabe destacar que Ángel desde hace cerca de dos meses dispone de un empleo precario; el cual le reporta 250 euros al mes. Mínimo salario que le impide salir de su situación de exclusión o poder desarrollar un itinerario formativo de inserción sociolaboral.

Otro ejemplo es la situación de MNU, mujer pensionista de 68 años con unos ingresos de 635 euros que ha visto denegado su acceso a una ayuda de emergencia a través de un decreto de Alcaldía fechado el 4 de mayo bajo la redacción de “no existe una SITUACION DE NECESIDAD”. Cuando tiene que hacer frente a una hipoteca, de 323 euros mensuales, producto de una separación.

Estas circunstancias suceden cuando se cumple el segundo aniversario de la toma de posesión de la alcaldía por parte de Amaia del Campo. Aniversario de incumplimientos sistemáticos de los compromisos y propuestas realizadas en su campaña electoral de acceso a la alcaldía.

Un ejemplo. El miércoles 6 de mayo del 2015 el PNV presentó en la campaña a las elecciones municipales “15 compromisos”. En concreto, en la nota enviada a los medios de comunicación se señala que "Amaia del Campo presenta los 15 compromisos que adquiere EAJ-PNV para gobernar Barakaldo”. En un puesto destacado se encontraba, en concreto el cuarto lugar: “Crearemos un Departamento de Urgencias Sociales para eliminar listas de espera y acelerar los trámites”.

Además, en su programa a las elecciones Amaia del Campo presentaba 124 propuestas para poner en marcha si alcanzaba la alcaldía. En un lugar prevalente se encontraba la creación de una “Ventanilla única de asuntos sociales” (punto 30); “Creación del Departamento de Urgencias Sociales” (punto 31); y “Cita al usuario de los servicios sociales en menos de 10 días” (punto 32).

Pasados 2 años de la toma de posesión de la alcaldía por parte de Amaia del Campo comprobamos que no sólo incumple las promesas realizadas a las vecinas y vecinos de Barakaldo sino que incluso, en un giro de 180º grados…

-Ha decidido suprimir hace dos meses el “Servicio de Urgencias Sociales”;

-Las unidades de trabajo social de los barrios se encuentran más desbordadas que hace 2 años: se concede cita con una demora de 2 meses;

-Aparte de no existir una ventanilla única, el acceso a los servicios sociales sigue siendo un auténtico laberinto para las personas usuarias de los recursos municipales. Además de no existir de forma pública y accesible de una mínima guía para sortear la maraña de procedimientos de entrada a la cartera de prestaciones que gestiona el consistorio a través del Departamento de Acción Social.

Estos recortes -ejemplificados en el caso de Ángel y M.N.U- y desarrollados por el actual equipo de gobierno conllevan un quebranto de la legislación que ordena, organiza y regula los servicios sociales municipales. En concreto, la doctrina recogida en el “Decreto 185/2015, 6 de octubre” que establece la “Cartera de prestaciones del Sistema Vasco de Servicios Sociales”.