>> www.barakaldodigital.com tiene licencia creative commons. Puedes copiar y distribuir nuestras noticias, pero señala de dónde las has tomado
Barakaldodigital.com

Inicio | Denuncias vecinales | Bienestar | Cultura | Economía | Política | Teatro Barakaldo | Balonmano Zuazo | Barakaldo CF | baloncesto | fútbol | balonmano | fiestas | publicidad@barakaldodigital.com | redaccion@barakaldodigital.com | Quiénes somos | RSS | Tarifas de publicidad

Opinión | Rojo y verde

Acto electoral del PSE en 2015 en Barakaldo

por Juan Lamadrid


"¿A dónde se ha ido tanto socialista? Los votantes digo, los votados siguen en sus despachos, con esos sueldos que llevan cobrando en algunos casos desde hace décadas"

Hubo una época en la que en los mapas que se publicaban en los periódicos tras las elecciones el rojo dominaba en la parte de la izquierda de la ría. No podía ser en la derecha, por supuesto. El rojo, el color que representaba a los municipios en los que había ganado el PSE, estaba en la izquierda. Y ahí se encontraba Barakaldo, la capital de la comarca, como decía un alcalde socialista. Ahora el rojo ni se ve ni se le espera. Parece que no eran tan socialistas. Hace falta saber si no lo eran los votantes o los votados.

¿A dónde se ha ido tanto socialista? Los votantes digo, los votados siguen en sus despachos, con esos sueldos que llevan cobrando en algunos casos desde hace décadas, pero ahora ocupando despachos en menor cantidad porque los votos es lo que tienen. Si no los logras, no hay despachos. Repito la pregunta. ¿A dónde se ha ido tanto socialista? No lo sé. Lo que sí es seguro es que no han ido a votar al partido que se dice socialista. Quizás porque ya no es socialista, quizás por desilusión, quizás porque hay otras opciones más ilusionantes —es lo que tiene lo nuevo, que todavía no te ha decepcionado—, o quizás porque ven que el voto a esa izquierda no sirve para que gobierne la izquierda.

Algunos están pensando en recuperar la alcaldía y poner el rojo en el mapa en las próximas elecciones municipales, aunque para eso haría falta reconstruir la casa socialista para poder acoger a los votantes perdidos, pero ¿quién quiere ir a un hogar desestructurado? También hubo quien pensó que el rojo volvería a teñir el mapa en Santurtzi o en Sestao y nada más lejos de la realidad. Mayorías más que absolutas y el verde sigue en los mapas. Aquí parece que se repetirá la situación y no por acierto de los verdes, sino por incomparecencia de los rojos.